The Guilty Code
Las ultimas

Anglepoise o el renacer de un ícono

marzo 15, 2016 Opinion
Por Rodrigo Fernández (@Roferbar)

Culpables, amantes del diseño. Estoy en Alemania en una de las ferias más importantes para el mundo de la iluminación. Aquí se dan cita los mejores exponentes, fabricantes y diseñadores de todo el mundo para dar a conocer sus nuevas tecnologías. Se reúnen compradores, cazadores de tendencias y especificadores para saber qué es lo nuevo en el mundo de la iluminación.

Frankfurt es el escenario para esta puesta en escena. Una ciudad gris que pareciera un poco aburrida, pero si sabes a dónde ir, puedes encontrar ese lado B que tienen, sin duda, todas las grandes ciudades.

we-believe-in-design-1

Tuve la oportunidad de mirar una retrospectiva del trabajo de Joan Miró en el Museo Schirn y además me encontré con lugares como Leptien 3, un showroom de diseño que cuenta con uno de los displays más sofisticados y una curaduría de producto como en pocos sitios he visto.

Su campaña publicitaria involucra a todos los que trabajan en la tienda y aparecen fotografiados en escenas que parecen inspiradas en pinturas del Renacimiento, evocando la adoración a Jesús pero intercambiando la fe en un ser supremo por objetos de diseño.

Su lema, We Believe in Design, los convierte en unos religiosos del buen diseño.

Fascinante.

we-believe-in-design-2

La feria se desarrolla en el Messe Frankfurt, un espacio de exposiciones gigante que cuenta con más de 11 halls en los que se pueden encontrar productos por categorías, desde alumbrado público hasta luces de altísimo diseño decorativo con calidad artesanal; como la marca Venini, que crea lámparas desde hace 100 años, en vidrio de Murano en Italia y que fue recientemente comprada por nada menos que la casa de joyas Damiani.

Me encanta ver lo nuevo, a los diseñadores jóvenes, la inspiración, nuevos materiales, nuevas tecnologías pero nada da más gusto que ver a los de siempre, a los que han estado ahí, reinventarse.

Hay muchas formas de renacer, pero solo algunos han sabido hacerlo con clase.

Light-and-Building-Frankfurt

Anglepoise es una empresa cuya historia se remonta a 1855, cuando Herbert Terry crea en Inglaterra una empresa de resortes para la industria y hace uso de estos para crear productos diversos, desde tostadores hasta palos de hockey.

En 1931, el ingeniero automotriz George Carwardine desarrolló un concepto para balancear el peso de un objeto usando resortes y poleas. Resortes con una tensión constante permitían que un objeto se articulara con un control preciso de sus movimientos. Así nace una de las primeras lámparas de escritorio que combina flexibilidad y balance. En 1933 se registra la patente y nace la primera Anglepoise.

Anglepoise-the-guilty-code

En los años siguientes se desarrollaron nuevos modelos con menos resortes que simplificaban la estética y funcionamiento, y que fueron inspiración como un objeto de diseño para artistas, diseñadores y la sociedad británica en general.

En 2003, sir Kenneth Grange, responsable de algunos de los diseños más icónicos del Reino Unido, como la cámara Instamatic de Kodak, el tren Intercity 125 y el diseño del taxi de Londres, se convierte en director de diseño de Anglepoise. Hoy, a sus más de 80 años, sigue siendo el alma creativa de la empresa creando y renovando los productos que vio nacer.

Anglepoise-Sir-Kenneth-Grange

Quién no recuerda la famosa imagen de una lámpara gigante iluminando a una pareja de ancianos, o esa lámpara famosa de arquitecto que todos tienen y que quizás nadie sabe qué historia hay detrás.

Esos productos anónimos que nos han acompañado en el tiempo, hoy quieren recordarnos su nombre y apellido. Anglepoise se muestra cada día con más convicción en recordar su lugar en el mundo de la historia del diseño.

Para Frankfurt han lanzado una nueva versión de su Giant Lamp, pero con una certificación IP 65 para exteriores que me parece fantástica solución para esos grandes espacios en hoteles y restaurantes en México, y también para proyectos residenciales. Me encanta la tendencia del oversized.

Anglepoise-frankfurt-2016

Otros de los aciertos de la marca han sido sus colaboraciones y es que han invitado a diseñadores como Paul Smith a dar su propia interpretación de este ícono británico y a firmar cada producto con su sello particular.

Con una intervención concreta y contundente, Paul Smith ha cambiado los colores de algunas de las partes para imprimir en este lienzo en blanco su propio estilo, y no hay forma de no reconocerlo en el objeto.

Anglepoise-Paul-Smith

La persona detrás de esta transformación es Ashley Gilbert, quien ha dotado de una nueva visión de negocio a la empresa y espera hacerla crecer en un año 50% con respecto a los anteriores. Resurgir, renacer o recordar que existes es una tarea importantísima en el mundo del diseño, y creo que con maestría, decisiones acertadas, los socios comerciales correctos y las estrategias adecuadas es posible lograr este objetivo.

Muy pronto veremos a esta marca en México y estamos seguros de que llegará de una forma sorprendente.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks