The Guilty Code

Apple invierte 1,000 millones en el rival chino de Uber

El problema de estar en la cima es que todos van a querer tumbarte. Ahora Apple inyectó poder puro en una de las principales amenazas para el start-up más importante de los últimos cinco años.

Por @TheGuiltyCode y Agencias

Desde que Uber encontró la gallina de los huevos de oro, ahora todos quieren un pedazo de pastel. Ya les reportábamos que por doquier surgen empresas que buscan reproducir el modelo de negocios del servicio de choferes privados y que además varios se estaban aliando para dar mejor batalla al titán del negocio. Pues ahora hasta Apple se pasó al #TeamDerrotemosAUber luego de anunciar una inversión de mil millones de dólares en Didi Chuxing, nada menos que el rival chino y principal amenaza de la predominancia global de Uber.

Así lo confirmó Tim Cook, CEO de la empresa de Cupertino, quien argumentó que con la medida buscan comprender mejor al mercado chino. Con la ronda inyectada por Apple, los fondos levantados por Didi Chuxing hasta ahora suman 4,420 mdd, menos de la mitad de los 9,000 recaudados por Uber, pero quizá más sólidos debido a que la compañía asiática no tiene una presencia internacional tan amplia como su rival estadounidense.

AppleTimCook

Además, el panorama de Didi Chuxing es muy favorable. El servicio es rápido, claro, y seguro, razones por las que Didi se ha hecho imbatible en China: el resultado de la fusión entre Didi Dache y Kuaidi Dache suma ya más de 300 millones de usuarios que contratan unos 11 millones de viajes al día en 400 ciudades, lo cual supone un 87% del total –99% en el caso de los taxis oficiales–.

Contrariamente, Uber reconoció que pierde mil millones de dólares al año tratando de abrirse camino en China, pero ni siquiera con esa sangría económica, provocada por una competencia que algunos han calificado de suicida, ha logrado aumentar su cuota de mercado.

AppleDidi

La inversión de Apple podría ser una opción atinada por tres razones:

– Le permite aprovechar sus más de 200,000 mdd en efectivo estacionados en el extranjero y que no puede repatriar a Estados Unidos por motivos fiscales.

– Es una buena manera de diversificar su negocio tras la desaceleración de las ventas del iPhone, su negocio principal.

– Podría complementar su rumorada entrada al segmento de los coches eléctricos.

En cualquier caso, la maniobra de Apple llega en un momento delicado. Su situación en China pasa por un bache importante. En las últimas semanas el gobierno chino ha ordenado el cierre de sus proveedores de libros y de películas, un tribunal ha decretado que una empresa china a la que había denunciado Apple puede utilizar la marca iPhone para sus artículos de peletería, y, sobre todo, las ventas de sus aparatos electrónicos en la región de China –que incluye Hong Kong, Macao y Taiwán– se han desplomado 26% al inicio de este año.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks