The Guilty Code

Arquiste: Carlos Huber

Carlos Huber es el mexicano que logró posicionar su línea de perfumes Arquiste en todo Europa, Asia y Norteamérica, pero tuvieron que pasar cinco años para que México lo notara. Aquí la historia.

Por Sagrario Saraid (@ssaraid)

Reza la frase que nadie es profeta en su tierra, y hay quienes dicen que si eres mexicano, menos. Muchos de quienes lo han logrado han tenido que abrirse brecha primero en el extranjero, para luego ser reconocidos en esta nuestra tierra, la lista es larga, pero podemos mencionar a algunos como: Elisa Carrillo, Enrique Norten, Salma Hayek, Alejandro González Iñárritu, Isaac Hernández, Alondra de la Parra, Plácido Domingo, Gael García, Ricardo Seco, Gloria Cortina, Jorge Viladoms, Michel Franco y muchos más, estos son solo algunos. El malinchismo ha alcanzado a los más, pero hoy se asoma en la escena pública un nuevo nombre que promete hacer historia: Carlos Huber.

IMG_5147

A Carlos Huber lo conocí hace poco más de cinco años, cuando él dividía su amor entre la arquitectura, la restauración de arte y su, entonces, nueva pasión: una línea de perfumes llamada Arquiste en la que había invertido todos sus ahorros, tiempo, esfuerzo y talento, pero lo más, su fe y esperanza. Un proyecto que en aquel entonces, era una moneda en el aire.

Fue en esta nueva creación en la que halló la manera de capturar, maridar y resumir en una sola botella y a través de una fragancia sus visiones arquitectónicas y las historias con las que fantaseaba cuando restauraba algún mueble, edificio, pieza de arte o espacio. Dos disciplinas, vertidas en una sola botella.

Hoy, aquel chico que recién pisaba la treintena llega a México, y aunque ya ha dado la vuelta al mundo con su línea de fragancias, el reconocimiento en su tierra, le sabe el doble.

***

CARLOS, EL EMPRENDEDOR

[soliloquy id=”32089″]

Carlos, estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana para luego mudarse a Nueva York donde estudió una maestría en Preservación Histórica, en la Universidad de Columbia. Ahora, con 36 años de edad, Carlos se enfrenta a la vida del emprendurismo, de la que confiesa ha enfrentado momentos de flaqueza, en los que se ha sentido vencer, pero nunca ha pensado siquiera en claudicar.

Su pasión por los aromas llevó a Carlos a acercarse a los expertos, por lo que aprendió del afamado perfumista Rodrigo Flores-Roux, también mexicano, que colabora con las casas perfumeras más importantes del mundo, como Carolina Herrera, Tom Ford, Dolce & Gabbana, etc.

Fue su acercamiento al perfumista francés Yann Vasnier lo que terminó de conectar cada estímulo que había recibido por dedicarse a la perfumería. Carlos, como creador de Arquiste y colaborador de aromas, ha creado fragancias y exclusivas para marcas como Cire Trudon, J.Crew y más recientemente St. Regis Hotels and Resorts. Grandes logros en lo que aparenta ser una corta carrera, pues no hay que olvidar que Arquiste, que se pronuncia Arkíst, es la consecuencia de una suma de pasiones, conocimientos y trabajo.

[soliloquy id=”32099″]

¿Cuál crees que es el reto más grande de ser emprendedor en estos tiempos?

Tener paciencia. Tener paciencia en una época en la nadie la tiene, en general la inmediatez que manejamos hoy día nos hace olvidar lo que es vivir con paciencia; y en mi caso, los perfumes no son de consumo inmediato como algunos productos de moda. No es como los jeans que le ves a una amiga y te los quedas en mente para ir a comprarlos. ¡El aroma de un perfume no sale en las fotos de los famosos! Así que la paciencia, tenerla, domarla, trabajar en ella es el más grande reto. Los resultados no son inmediatos.

¿Qué más has aprendido en estos cinco años?

La relevancia de la consistencia es el otro básico, porque es fácil cambiar el rumbo de tu proyecto por tanta presión social, mediática y de redes sociales que existe, ahí es cuando hay que invocar a la paciencia para no desesperarte por no tener resultados inmediatos. Hay que recordar el origen, el discurso de tu proyecto y lo valioso de lo construido. El estrés, la ansiedad valen la pena porque te darán futuros siempre y cuando seas consistente.

¿Sigues invirtiendo tiempo en la arquitectura y restauración?

No, desde el 2013 que no tengo tiempo para hacer proyectos paralelos de este tipo… Pero me siento muy pleno, porque a través de Arquiste, sigo teniendo oportunidad de ejercer esas profesiones: el diseño de la botella, el project management, planear, preveer y programar, la estructuración de la fragancia, todo eso lo aprendí de la arquitectura, así que de alguna manera sigo ejerciendo. Por ejemplo, en el desarrollo de la fragancia se eligen cuáles son las notas de ornamento, que son como las decorativas, las de salida, las que van a capturar la nariz de la persona. Luego, las notas corazón que son como las vigas de una construcción. Y le siguen los cimientos, que son las notas base, lo que va a permanecer en la piel, es el espíritu del perfume.

20160411_CARLOS_HUBER_0003

¿Es difícil ser empresario en tiempos de Twitter?

Mi trabajo no es recoger flores y mezclar aceites en un laboratorio. He aprendido de contabilidad, impuestos, así que yo diría que soy un hombre que he aprendido mucho en estos cinco años, y por lo menos mi negocio sí lo sé. Yo creo que en cualquier época, ser emprendedor es un gran reto.

¿Qué opinas del e-commerce, es una herramienta funcional para ti?

No para los perfumes. Un perfume es una experiencia y va más allá del deseo de poseer un objeto, por más que te guste la botella. Nosotros estamos a la venta en internet, pero sobre todo son clientes que ya conocen Arquiste y que no es su primer encuentro con la fragancia, sino que ya tienen una relación con ella. El otro reto es que los perfumes contienen alcohol, es flamable, así que enviar un perfume a cualquier parte del mundo es un papeleo larguísimo, así que la mayoría de las marcas perfumeras no pueden comercializar fuera de su país de origen. Yo produzco en Nueva York, y la casa de perfumes con la que trabajo es Givaudan, una empresa suiza-francesa. Y los epicentros de la industria de perfumes son esas ciudades, NY y París. Así que hacerlo en NY es avanzar muchísimos pasos, porque la reglamentación y estándares de producción son el día a día, porque están preparados para hacerlo, incluso las casas francesas producen en NY. Estée Lauder, Elizabeth Arden, Dolce & Gabanna, y muchos más, son hechos en Nueva York.

¿Consideras realizar una campaña masiva o contar con embajadores?

No, Arquiste es un perfume de nicho. Los perfumes están hechos con los más altos estándares de calidad, si son del gusto de la gente, el boca a boca será la mejor publicidad. Invertir en campañas es una inversión enorme de dinero que yo prefiero gastar en las mejores materias primas para nuestras fragancias. Y tener embajadores, me parece que es restarle protagonismo a la fragancia por sí sola. En el sector de las fragancias de nicho premium hacer ese tipo de activaciones no está entre los usos y costumbres.

***

EL SINCRETISMO: ARQUISTE

La línea de Arquiste ya ha crecido a 10 fragancias. Carlos los define como “gender free” lo que significa que no están hechos pensando en si son para hombres o mujeres, sino que cada quien elige el que más le gusta y el que mejor le va.

IMG_5141

Arquiste ha cobrado fama en Asia, Europa, Estados Unidos y se ha ganado el reconocimiento, aprecio y preferencia de los más exigentes. Como en cada conquista, relación u ocasión en que dos se encuentran, Arquiste es el sincretismo de diversas circunstancias: la arquitectura y la preservación; México y Nueva York; historias e Historia; hombres y mujeres; flores y madera, piel y cítricos.

Arquiste, es una marca 100% mexicana con sede en Nueva York que tiene como objetivo transportarte a momentos históricos a través de fragancias. Un viaje que a ojos cerrados te lleva a perderte en la profundidad de sus notas.

Arquiste-Eaux-de-Parfum-(10-fragrances).by.CristaLeonard-(8-of-20)-copy

***

ARQUISTE EN EL PALACIO DE LOS PALACIOS

El Palacio de Hierro es lugar perfecto para presentar Arquiste a México, sin duda esta departamental es la máxima tienda de lujo que a su vez concentra las más de las marcas premium de relevancia nacional e internacional. El Palacio de Hierro es una empresa mexicana que enaltece y reconoce el talento, trayecto y propuesta de Carlos Huber y lo presenta con bombo y platillo al recibirlo en exclusiva en su máxima sede, El Palacio de los Palacios, ubicado en Polanco. Además como parte de la bienvenida, Carlos engalana la portada de La Gaceta y hasta el 29 de mayo podrás gozar de las intervenciones de diversos espacios que reinterpretan en términos de decoración y diseño, las fragancias de Arquiste, los despachos que participaron son Estudio Felguerez, Diseño Trobeli y C-Chic Design Studio.

IMG_5163

***

NOTAS DE SALIDA

  • The Fragance Foundation (que equivale a los premios Oscar en la industria perfumera) nominó a Arquiste Boutonière Nº 7 como uno de los mejores lanzamientos del 2013 y este año ha ganado otra nominación con Namban.
  • Los best seller son Flor y Canto y Architects.
  • Debes conocer L’Etrog y Namban.
  • Arquiste ya cuenta con su corner en El Palacio de Hierro Polanco, visítalo.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks