The Guilty Code

Bacardí Legacy 2016: La gran fiesta de los mixólogos y el ron

Bacardí nos invitó a ser parte del concurso de bartenders más importante en el mundo. Por supuesto, teníamos que ir para apoyar al representante mexicano y, de paso, descubrir lo que el resto de los participantes internacionales tenían para presentar este año en las semifinales y la gran final. La cita fue en San Francisco, California.

Por Jorge Eduardo Morales (@Jorge_E_)

Cada año, Bacardí tira la casa por la ventana (y eso es quedarse corto) con los eventos que organiza para Bacardí Legacy. Se trata del concurso de mixología internacional que reúne a talentos de todo el mundo, quienes compiten para crear un nuevo coctel basado en los legendarios Bacardí Carta Blanca o Bacardí Carta de Oro. De todos los rincones del mundo, se seleccionan únicamente a los 36 mejores.

Y, este año (tal como en las ediciones anteriores) estos 36 semifinalistas tendrían que contender para seleccionar a los últimos ocho que se disputarían el primer lugar del Bacardí Legacy 2016. Este año, la sede de estos eventos sería la ciudad de San Francisco, CA (cada año se celebra en un lugar distinto del Globo, tal como Reino Unido, Rusia o Australia). Y la Casa Bacardí nos invitó hasta allá para ser testigos del emocionante fin de semana que Bacardí Legacy tenía preparado, tanto para concursantes como para jueces e invitados.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-2

El viernes se celebró la primera de las dos semifinales, a la que acudieron 18 participantes, 4 jueces, incluidos ganadores anteriores (Tom Walker, 2014), embajadores de la marca (Ian Burrell) y expertos en el mundo de la coctelería (Ivy Mix y Martin Cate). Prensa internacional e invitados especiales fueron testigos de la destreza de los competidores a la hora de mostrar –en siete minutos– su coctel, su inspiración y su factibilidad de convertirse en el nuevo coctel universal de Bacardí. El sábado ocurriría lo mismo, con los siguientes 18 participantes para concluir con los 36. Fue este segundo día de competición cuando se presentó Pablo “Pasti” Mangialavori, en representación de México y cuya sede es Limantour Polanco. Por supuesto, las porras de los mexicanos no se hicieron esperar.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-3

Por la noche, una elegante cena fue el marco para dar a conocer a los ocho contendientes que, al día siguiente, se enfrentarían en la gran final. Tailandia, Australia, Noruega, Bielorrusia, EE. UU., Reino Unido, Israel y China fueron los países seleccionados por los jueces. México quedó fuera de la competencia, pero los ánimos no bajaron ni en Pasti, ni en el resto de los mexicanos que nos encontrábamos allá, apoyándolo. Ahora, cada quién elegiría a su favorito para apoyarlo al día siguiente en la final.

Así, llegó la esperada noche del domingo. Un elegante escenario, una espectacular barra Bacardí, luces, nervios y decenas de invitados que, ansiosos, esperaban el momento en que los ocho mixólogos finalistas presentarían sus creaciones. Mientras, mojitos, cubas libres y daiquirís (los cocteles más emblemáticos de Bacardí) acompañados por canapés y bocadillos, fueron el abreboca del evento.

Dickie Cullimore, embajador global de Bacardí y quien fue el maestro de ceremonias durante todo el evento, se presentó elegantemente vestido para presentar a los cuatro grandes jueces de la final: Dale de Groff –leyenda en el mundo de la coctelería–, Julie Reiner –bartender neoyorquina y experta en cocteles–, Franck Dedieu –ganador de Bacardí Legacy 2015– y José Sánchez Gavito –Maestro del Ron de Bacardí– serían los encomendados para elegir el coctel triunfador de este año.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-4

Así, entre risas nerviosas, manos temblorosas, discursos bien ensayados y una destreza sin par a la hora de servir tragos, uno a uno, los finalistas presentaron sus creaciones:

  • Tailandia: The Haole, por Mitchell Kai Lum.
  • Australia: The Seventh Art, por Andrew Bennett.
  • Noruega: Carousel, por Moe Aljaff.
  • Bielorrusia: Anything Else, por Lizaveta Molyavka.
  • Estados Unidos: Venceremos, por Chia-An Chan.
  • Reino Unido: Carta Switchel, por Iain Griffiths.
  • Israel: El Camello Loco, por Bar Shira.
  • China: Black Gold, por Choni Song.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-5

El momento decisivo había llegado. La hora de anunciar al ganador estaba aquí. Primero, se mencionaron a los tres mejores: Bielorrusia, Noruega y Estados Unidos. Entre ellos tres estaba el nuevo ganador. Pero, ¿quién sería el triunfador definitivo?

Venceremos, coctel de Chia-An Chan, fue el ganador, tal como el nombre del coctel lo vaticinaba. Bartender en el Angel’s Share de Nueva York, Chan será el nuevo embajador de Bacardí Legacy y llevará su coctel alrededor del mundo para convertirlo en un nuevo clásico de la marca. Chian-An Chan es el octavo ganador de Bacardí Legacy.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-6

Aquí, la receta ganadora: Venceremos

  • 45 ml Bacardí Carta Blanca
  • 15 ml licor de coco
  • 25 ml jugo de piña
  • 15 ml jugo de pepino
  • 5 ml jugo de limon
  • 1 dash aceite de ajonjolí

Método: Agitar y colar.

Cristalería: Hurricane o rocks.

Garnish: Hojas de piña.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-7

Inspiración:

“Nací en una familia absolutamente libre de alcohol y ser bartender nunca fue mi elección de estilo de vida. Aún así, la vida te da sorpresas. Comencé como bartender y fue la piña colada la que me introdujo en el sofisticado mundo de la mixología. Venceremos es un twist único de la piña colada original de Bacardí, con la adición de dos ingredientes comunes de Asia: el pepino y el aceite de ajonjolí. Me representa a mí y a mi historia; de dónde vengo y dónde comenzó mi carrera como bartender”.

bacardi-legacy-2016-the-guilty-code-8

Al día siguiente, pasado el estrés y los nervios, el fin de semana cerraría con la Bacardí House Party. Para entonces, después de un fin de semana de convivencia con Bacardí de por medio, todos éramos como conocidos de toda la vida. Participantes, jueces, prensa, amigos y organizadores ya eran rostros familiares unos entre otros, así que el ambiente era perfecto para esta gran fiesta. Comida, cocteles y música por doquier. Ánimo, fiesta y muchas ganas de celebrar se respiraba en todos los rincones de la casa que se adecuó para esta gran pachanga al estilo Bacardí. Entonces, el momento estrella de la noche: Major Lazer amenizó con un set de música mezclada para entretener a los asistentes –imagínate complacer a gente de, literalmente, todo el mundo–. Y lo lograron. El ánimo nunca decayó y esta fiesta fue el gran broche de oro para el Bacardí Legacy 2016, que nos deja un muy buen sabor de boca para esperar con ansias la edición 2017 que ocurrirá en Berlín, Alemania.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks