The Guilty Code
Las ultimas

Diamantes y novela muy negra, hablamos con Iván Farías de Un plan perfecto

agosto 9, 2017 Exclusivas, Vida Guilty
Este autor mexicano, culpable de profesión, Iván Farías vuelve con su nueva historia noir sobre un criminal que busca reformarse en un país que no perdona.

Entrevistamos a Iván Farías sobre su crepuscular obra Un plan perfecto.

Por Lorenzo A. Vargas

Iván Farías es un escritor y crítico de cine que presenta su primera novela Un plan perfecto donde narra el encuentro entre un ladrón de los viejos con una realidad donde el crimen ha roto todos los pactos que antes se respetaban.

En Un plan perfecto cuentas la historia de El Soñado, un ladrón que quiere retirarse de su vida criminal, pero que también es la historia de cómo la delincuencia está desatada en el país.

-Sí, esa era en parte la intención de la novela, hacer que El Soñado fuera un ladrón pero al mismo tiempo un personaje entrañable porque sigue ciertos códigos que lo separan del resto de los delincuentes. El Soñado tiene un código que no quiere romper, se dedica a robar pero sin víctimas colaterales. A últimas fechas escuchamos cómo la gente mata por 100 pesos, por una pelea estúpida. Yo creo que el problema es esta forma de vivir actual, la de la apariencia, la de acumular, la de presumir, ha hecho que la gente sea avariciosa. Mi novela habla sobre eso, sobre la avaricia. Por un lado hay un diputado de poca monta que quiere ser gobernador de su estado, no importándole cómo. Por el otro hay un joyero que igual, quiere hacerse rico, incluso robando. Y El Soñado, que quiere sus vacaciones permanentes dando un gran golpe. Además de todos los demás personajes secundarios que viven deseando cosas.

La novela es muy ágil, se lee muy rápido.

-Esa es otra de las cosas que quería lograr. Que fuera una novela de fácil lectura, lo cual no es sencillo. Pero eso sí, quería que fuera una novela rápida, pero a la vez que pudieras regresar a ella. Es decir, como en capas, que te quedaras con la historia que está encima, pero pudieras regresar a ella para desentrañar las otras historias. Mi modelo fue Elmore Leonard. Leonard es un gran maestro, discípulo de George V. Higgins, otro amo del policiaco norteamericano. Higgins y Leonard utilizan muchos diálogos, diálogos muy retorcidos, filosos, llenos de cosas de cultura popular. Quise hacer eso en esta novela. Los personajes de Un plan perfecto hacen referencia al cine, a la música mexicana y la televisión. Además, no quería que fuera una historia lineal, sino que diera saltos, no en el tiempo pero sí en la geografía. Quería que el lector no entendiera que pasaba hasta más allá de la mitad, que es donde convergen todas las historias.

Se notan mucho estos cambios geográficos. ¿Conoces África o Inglaterra?

-No, no conozco ni África ni nunca he ido a Inglaterra, pero sí entrevisté gente, leí y me documenté para esos dos capítulos. Tengo una amiga que vive en Londres, así que hice varias preguntas, incluso le mandé el capítulo corregido y ella sugirió algunos nombres y cosas para hacerlo más creíble. Otro amigo, que es un gran viajero, me ayudó mucho con el capítulo de Sierra Leona. Se tomó el tiempo de sugerirme cambios y de contarme cómo vive la gente en el continente negro. Lo que quería es que el lector supiera que el crimen está en todos lados, y que lo que pasa a kilómetros de donde vivimos nos acaba afectando aquí.

Además, supongo, también te asesoraste sobre robo de diamantes.

-Es muy gracioso, porque la base de la novela surge de una entrevista fallida a un guardia de seguridad especializado en recuperar joyas y relojes y otra a un ladrón. Me pasé del día de entrega y ya no entró en la revista, pero todo lo que me contaron me quedó rondando en la cabeza, así que lo utilicé. Para mí las joyas y los relojes caros siempre me han parecido una tontería, pero servían muy bien para representar la avaricia, por eso hice que los personajes siguieran tres diamantes en bruto. Lo que quería era hacer un paralelismo a lo que persiguen en el Halcón maltés en la novela del mismo nombre.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks