The Guilty Code

Diez datos sobre la película “The Exorcist” que no conocías

El Exorcista marcó toda una era en cuanto a películas de terror. Fue la primera de su tipo en salir en el cine, lo que comenzó una tendencia, pero también hizo que miles de personas no durmieran en varios días. Ahora, en el mes del terror, te traemos una lista de miedo.

Algunas cosas extrañas pasaron en el set de filmación.

Por Paco Deveaux (@devolas)

La historia acerca de una niña, inocente, bien educada y tierna, se vuelve terrorífica cuando es poseída por un demonio. Aunque detrás de escenas algunos momentos fueron graciosos, también hubo uno que otro suceso inexplicable.

  1. Varios miembros del elenco, así como algunos trabajadores, pensaban que el set estaba embrujado. La filmación se hizo tanto en Nueva York como en Washington; pero después de un fuego que destruyó los interiores de la casa, excepto el cuarto de la niña, pensaron en traer a un padre. Una vez a la semana, bendecía el lugar, y al concluir la filmación en Washington, nueve personas asociadas al film habían muerto.

  2. La historia esta basada en un hecho real; el autor de la novela, William Peter Blatty, se inspiró en el exorcismo de un niño en 1949. La historia salió en las noticias, llamando la atención del escritor, quien logró terminar su libro mientras estaba en una cabaña alejado de todo.

    When you see your reflection in your phone… #horror # horrible #captainhowdy #theexorcist

    A post shared by Louis Sarrica (@bo_peepz) on

  3. Los escalones que vemos en la película, mismos donde se muere el Padre Karras después de ser aventado por una ventana, son un destino turístico popular. Hasta la fecha, la gente sigue acudiendo al lugar, conocido como “The Exorcist steps” para sacarse fotos.

  4. El presidente de Georgetown, donde se filmó parte de la película en Washington, era el Padre Henle; este le entregó al productor un folder con detalles acerca del exorcismo sobre el cual se basó Blatty. Además, venían documentos con relatos de testigos y otras personas que habían sufrido posesiones demoníacas.

  5. Los sonidos que se usaron a lo largo de la película, fueron pensados de manera cuidadosa. De acuerdo al director, el sonido de las abejas provoca una reacción de miedo en las personas, por lo que decidieron incorporarlo. También los golpes de maquinaria industrial hacen que todos se sientan incómodos; para algunos de los gritos del demonio, se grabaron a unos cerdos siendo llevados al rastro, lo cual resultó en algo escalofriante.

    No shortage of bees here! • • • • #bees #bee #beekeeping #hive #beehive #healthy #spring #october #10 #loveit #bruarongbeekeeper #nofilter

    A post shared by Adam Gadowski 🇵🇱🇵🇱 (@bruarong_beekeeper) on

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks