The Guilty Code

Egipto, Sham el Naseem y Pascua

marzo 25, 2016 Opinion
Por Kitzia Nin Poniatowska (@Kitzia_Nin)

En estos momentos, en donde en el último año hemos presenciado los actos terroristas más sórdidos imaginables, la gente se cuestiona la “inteligencia” y lo prudente de viajar y exponerse a alguna tragedia -este es el principio y la premisa del terrorismo: infundir miedo a manera de que dejemos de vivir nuestra vida-. Previa consulta con nuestro embajador Jorge Álvarez Fuentes directamente en El Cairo vía Skype, le pregunté: ¿qué tan prudente y sensato sería viajar en estos momentos a Egipto? ¿Con quién viajas? ¿Qué agencia? ¿Qué itinerario?

-Mira Kitzia, si te mantienes con tu grupo y haces lo que dices que vas hacer no debes de tener problema. Y mándame una copia de tus planes itinerario con detalle para saber adonde vas estar.

-Voy con Abercrombie & Kent, cuatro días en El Cairo en el Four Seasons Plaza Nile. Luego a un crucero sobre El Nilo: de Luxor a Aswan con Sanctuary Sunboat, y otros tres días en El Cairo en el Four Seasons First Residences Guiza.

ColumnaKitziaEgipto1

ColumnaKitziaEgipto2

ColumnaKitziaEgipto3

ColumnaKitziaEgipto4

En otra entrega hablaré de cada vivencia y experiencia de nuestro viaje. Manuela y yo compañeras, camaradas y cómplices de otra aventura más. Hoy, por ser Viernes Santo, quiero compartir la experiencia de la festividad nacional egipcia Sham El Naseem (Oler las brisas).

Esta festividad anual con más de 4,500 años de historia, en la que los antiguos egipcios solían salir a comer afuera de sus casas a celebrar el comienzo de la creación de la vida -según la teoría de Heliópolis-, que es la estación del cultivo o siembra conocida como Shemu/Sham que quiere decir “renovación de la vida”.

Según Plutarco, durante el siglo primero d.C. después de la cristianización de Egipto por San Marcos, hasta 4,500 años antes, los egipcios de la época faraónica acostumbraban ofrecer pescado salado, lechugas, cebollas y garbanzo verde a las deidades así como huevos decorados y pintados a mano.

Los judíos, quienes celebran Purim -una de las festividades más alegres dentro del calendario hebreo que recuerda la conquista de Esther Al rey persa Jerjes I, quien perdonó y salvó la vida de miles de hebreos- pero ya me desvíe de mi historia inicial. Los antiguos judíos en la época de Moisés salieron de Egipto el mismo día en que se celebraba Sham El Naseem sabiendo que estarían ocupados, tanto así que este día en el Torah aparece como la fiesta del Fish, que quiere decir salida.

ColumnaKitziaEgipto5

ColumnaKitziaEgipto6

ColumnaKitziaEgipto7

ColumnaKitziaEgipto8

Con la llegada del cristianismo con San Marcos Evangelista a Egipto (sin olvidar que además fue Obispo de Alejandría) la Antigua tradición faraónica de Shamo se adaptó a la celebración del domingo de Pascua bajo tradición cristiana copta ortodoxa.

Actualmente, todos los egipcios, puesto que es feria nacional, salen en grupo o en familia al campo o a las orillas del Nilo a celebrar un día que surge hace miles de años. Todo esto es minuciosamente explicado por nuestro egiptólogo y guía Metwaly Badra, Mito para los amigos y seres queridos.

“¿Qué onda Kiki?”- pregunta un muy entusiasmado Mito, “¿listas para conocer las pirámides?”.

Y mientras nos dirigimos rumbo a Giza, pienso en las pirámides mexicanas. ¿Cuando construimos nosotros? Egipcios, cristianos, judíos, mexicanos que frutas vendían, ¡carajo! No somos tan distintos.

He aquí una muestra histórica del resultado híbrido del pasar de los años y la mezcla de culturas.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks