The Guilty Code

¡El Berlín que Amé!

abril 1, 2016 Opinion, Slider One

Por Rodrigo Fernández (@Roferbar)

Tuve la oportunidad de visitar Berlín hace un par de semanas y tengo que decir que quedé gratamente asombrado. Aunque Berlín siempre se ha caracterizado por ser una ciudad trendy y llena de diseño, pude encontrar espacios nuevos que han servido para la difusión y promoción del diseño en la ciudad.

Recorrer las calles y museos de Berlín permite adentrarte en la cultura de esta ciudad fundada en 1237. Después de ser el Reino de Prusia de 1701 a 1918, fue la República de Weimar y del Tercer Reich hasta 1945. Después de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad se dividió y la parte este de la ciudad se convirtió en la República Democrática Alemana y el este en la República Federal de Alemania.

Esta división es bastante reconocible hoy en día y suceden actividades diferentes en cada parte. Sin duda, una clara influencia de la existencia del muro de Berlín en su momento.

En el este de Berlín encontré la joya mejor guardada de Berlín. No es que sea fan, pero sí me considero un apasionado de la marca Bocci.

berlin-Bocci

Tengo que decir que me impresioné cuando Omer Arbel me contó sobre la idea de abrir un showroom en el Este de Berlín, ellos llevan años produciendo en esta ciudad que utilizan como hub para repartir producto a toda Europa.

En el número 79 de la calle Kantstrasse (un barrio común en el que viven y trabajan locales) puedes encontrar un local que vende el mejor marzipan de Berlín, desde hace más de 100 años, también hay mercados, tiendas de abarrotes y la arquitectura poco particular.

Al llegar al lugar te sorprende una fachada histórica, la cual se distingue de las demás. Un vitral con un águila se asoma por la primera ventana y poco a poco se iluminan todos los espacios con las creaciones de Arbel.

La puerta se abre y me recibe Laura, una chica de Rumania que ha llegado a trabajar ahí como mánager para algunos países de Europa. Descubro en cada espacio cada uno de los proyectos de Omer y la arquitectura, perfecta y conservada por el mismo arquitecto, me impresiona.

Los espacios son perfectos, impolutos, y en ellos solo habitan las lámparas que Omer ha creado.

berlin-Bocci-2

Es un recorrido por su trabajo creativo que nos lleva de la mano por su madurez profesional.

Me asomo a la ventana y veo una especie de cárcel. Me comenta Laura que ese edificio fue una corte en la que juzgaban a los presos y la parte de atrás era la cárcel con sus diferentes celdas. Hoy el dueño del edificio (que es gran amigo de Bocci) está construyendo un hotel donde las celdas serán las habitaciones: “Esperamos que esté listo para el verano pues cuenta con una piscina espectacular”.

Todas las series de Omer se encuentran numeradas en orden cronológico siendo la 73 una de sus últimas creaciones. Y ahora la 79 como coincidencia del número de la casa y el consecutivo de su trabajo. Un espacio donde es posible perderse, dejar volar la imaginación y hacer un homenaje al trabajo creativo de esta empresa que con solo 10 años ha logrado posicionarse mundialmente creando instalaciones hasta para el Victoria and Albert Museum.

berlin-Bocci-3

Mitte es una de las zonas más trendy de Berlín, así que sigo mi camino para encontrarme con nuevos proyectos y destinos. En el camino paso antes por uno de los nuevos espacios en Berlín dedicados al diseño: Bikini Berlin. Ubicado en un antiguo edificio de los años 50, renovado en 2013, Bikini Berlin es un destino que cambia por temporadas. Cuenta con diferentes showrooms de diseño donde puedes encontrar artistas y diseñadores locales, ropa hecha a la medida, libros, accesorios y objetos para la casa.

El espacio es flexible e invita a artistas en forma constante a cambiar el aspecto del edificio.

bikini_mall_01

Tuve la suerte de conocer el trabajo de Rebecca Louise Law que estaba montando una exposición de flores. La artista vive en Londres y hace instalaciones siempre con elementos vivos. Su trabajo juega con la relación entre el ser humano y la naturaleza. Casi todas las instalaciones de Rebecca se secan y transforman con el tiempo y eso es algo valioso para ell,a pues permite reconocer el paso del tiempo en su obra.

La instalación que descubrí creada para Bikini Berlin incluye 30 mil flores vivas donadas por una filial del consejo de las flores de Holanda.

Bikini-Berlin-Rebecca-Louise-Law

Las flores están “tejidas” con un cable de cobre para darle rigidez y permitir que cuelguen en el espacio creando un techo floral impresionante. Su trabajo logra unir el exterior con el interior. El resultado y las imágenes hablan por sí mismas.

En verdad les recomiendo visitar Berlín en su próximo viaje, está plagado de diseño por doquier. Creo que necesito varios posts para hablarles de todo lo que pasa allí. También muy pronto les hablaré de lo que sucede durante la semana del diseño en Milán. Un referente para los design addicts.

Hasta pronto.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks