The Guilty Code

El rockero regreso de un clásico

junio 1, 2016 GUILTYNEWS, Moda, Slider One
Opium, la emblemática y polémica fragancia de Yves Saint Laurent de los años 70 ahora tiene una versión más intensa y subidísima de tono, Black Opium.

Por Gabriella Morales-Casas

El año era 1977, uno de los periodos más creativos y experimentales que ha vivido la civilización actual. El hombre era Yves Saint Laurent, un modisto iconoclasta y artista que jugaba a todo. La fragancia era Opium, con notas estilo oriental que nada tenían que ver con la planta narcotizante que le dio nombre –y cuyo  frasco pintaba las hojas del opio–. El atrevimiento encantó a los fans del diseñador francés, pero también atrajo críticas de comunidades conservadores. Eso solo la volvió legendaria…

ysl-2-Opium-1977

UN POCO DE HISTORIA

El éxito llevó al lanzamiento de Opium pour Homme, y para los años ochenta el frasco mutó a una forma negra y cuadrada, que le dio vida a las siguientes ediciones. En 1993 tuvo entrada al Salón de la Fama de los perfumes en París y recibió el codiciado Premio FIFI que esta industria otorga a las mejores y más vendidas fragancias. Un hit.

ysl-3-Opium-2009

Sin embargo, la fórmula original fue descontinuada en 2009 ante las nuevas regulaciones sanitarias, según reportó entonces la prensa francesa; pero eso no ha impedido que la leyenda continúe: en la primavera de 2016 llega a México Black Opium, una versión tan poderosa como sus antecesoras.

EL NUEVO BLACK OPIUM

De la mano de cuatro narices, presume un aroma intenso y un look que apela a las mujeres liberadas e independientes de los años 70, revolucionadas con la elegancia y la seguridad de una chicas del Siglo XXI. El lema es “What is stopping you?”, un reto para las mujeres valientes a las que siempre vistió YSL.

ysl-4-black opium Whats stopping you

LA BOTELLA

Es cuadrada y negra pero tintada de hermosos destellos nocturnos. El frasco brilla como un smokey eye, o tal vez el cuello de seda de un smoking, o el resplandor de una rockera chamarra de cuero. Es lo que su portadora quiere que sea. Al centro, cómo no, reluce el símbolo “Casandra” de YSL.

ysl-5-BLACK-opium

LAS NOTAS

Cada nariz propuso un concepto que se conjugó en cuatro familias de notas. Abren las de grano de café, idea de Nathalie Lorson, como una explosiva forma de llamar la atención; pero enseguida se suaviza el ataque con la presencia del jazmín de Sambac y las flores blancas como la Fleur d’orange, cortesía de Honorine Blanc. Como nota corazón viene la parte rockera de Marie Salamagne con fresca pera y una pizca de poderosa pimienta rosa. Cierran las notas de vainilla, cedro y pachulí que Olivier Cresp añadió para hacerla más atrayente.

¿El resultado? Una memoria olfativa inolvidable para quien se acerque a su portadora.

ysl-6-black-opium

LA CAMPAÑA

La modelo Edie Campbell es la musa que la firma francesa ha elegido para representar a la nueva mujer Opium: con sus electrificantes ojos azul ártico envueltos en köhl y su alborotada melena azabache, que contrasta con sus sexies mejillas rosadas, nos queda claro que la belleza es cuestión de actitud.

El corto comercial es obra del cinefotógrafo español Txema Yeste y el director británico Daniel Wolfe, autor de varios largometrajes.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks