The Guilty Code

Esta rumana de 18 años vendió su virginidad por 2.5 millones de dólares

abril 7, 2017 Placeres, Recomendamos
En noviembre pasado la adolescente Alexandra Kefren anunció que su virginidad estaba a la venta “al mejor postor”. Casi cinco meses después la venta se concretó y por la inverosímil cifra de 2.5 millones de dólares.

“Es en verdad un sueño hecho realidad”, aseguró Alexandra Kefren.

Por Erick E. Tapia (@EseErick)

A fines del año pasado una rumana de 18 años dio la vuelta al mundo tras anunciar que su virginidad estaba en subasta para el mejor postor. Alexandra Kefren hizo el anuncio y medios de su país e internacionales retomaron su historia, con seguimientos como que su iniciativa era para ayudar a sus empobrecido padre o que sus progenitores habían desposeído a su atrevida hija por la deshonra provocada por su protesta.

Ahora, según el tabloide estadounidense, New York Post, la historia llegó a un “final” cuando un empresario anónimo de Hong Kong invirtió la impresionante cantidad de 2.5 millones de dólares para ofrecer su primera experiencia sexual con penetración a la bella Alexandra Kefren.

En una entrevista previa Kefren explicó que todo el asunto se le ocurrió cuando vio el filme de 1993 de Demi Moore, Woody Harrelson y Robert Redford, Propuesta Indecorosa, donde un acaudalado hombre maduro ofrece un millón de dólares a un matrimonio para poder pasar una noche con la esposa. Un clásico.

“Vi la película en la TV (…) y pensé, ‘quizá podría hacer lo mismo con mi virginidad’”, dijo Alexandra en el segmento This morning de ITV.

Entonces fue la agencia de escorts en línea, Cinderella Escorts, la que se ofreció para organizar la subasta. Hoy, 2.5 millones de dóalares después, todo mundo está celebrando. “Nunca pensé que la subasta llegaría tan alto y que alcanzaríamos (2.5) millones. Este es en verdad un sueño hecho realidad”, declaró Alexandra Kefren al respecto, quien planea comprar una casa a sus padres con el dinero.

Y bueno culpables, ya saben que aquí respetamos las libertades ajenas. cada quien su vida, su virginidad y sus millones.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks