The Guilty Code

¡Extra, Extra!….¿Extra?… ¿Ex… Tra? Adiós Medios Impresos

marzo 1, 2016 Opinion, Slider One

Por Anaví Taché (@vioverdu)

Claro, yo sabía que esto eventualmente iba a suceder, incluso hace unos meses cuando Playboy anunció el cambio de su línea editorial diciendo que no habría más mujeres desnudas en portada me pareció un presagio del fin del mundo. Del apocalípsis de los medios impresos tal y como yo los conocí. Y reafirmo mi nostalgia al ver, por ejemplo, que la semana pasada la revista Emeequis en donde colaboraban buenos amigos (saludos a @elimonpartido) también se vio en la necesidad de cerrar sus filas por una situación meramente económica, tal como lo explicó en una emotiva carta Ignacio Rodríguez Reyna, su Director y fundador.

Hasta hace no mucho yo era escéptica y me negaba a imaginarme un mundo sin medios impresos. “¿¡Pero cómo se te ocurre que no va a haber periódicos, hijita!? Eso no puede pasar porque, mira, no habría modo de madurar las papayas y los aguacates, o de aflojar los zapatos, o rellenar los bolsos para que no pierdan forma, o de limpiar vidrios, o de envolver los filetes de huachinango en el mercado”, me dijo indignada el otro día mi santa madre cuando le planteaba el panorama de los medios tradicionales. Y por supuesto, el miedo se me incrementó al percatarme el futuro que mi progenitora -quien por cierto, ahora se entera de las noticias en los mensajes que le llegan al teléfono celular-, le pronostica a los tristemente arcaicos diarios.

MediosDigitales

No estoy siendo pesimista, más bien, estoy intentando ser realista y asumir que, si bien es cierto que los diarios y las revistas en el formato tradicional tienen las horas contadas, el periodismo, no. Me parece, por el contrario, que quienes vivimos de comunicar en cualquiera que sea nuestro rubro, o como decimos en el argot, cualquiera que sea “nuestra fuente” (y no, no hablo de la del chorrito que se hacía grandote y se hacía chiquito, sino el campo en el que nos especializamos: deportes, finanzas, políticas, espectáculos, etc.) nos vemos en la obligación de sumarnos a los medios digitales con el mismo rigor y responsabilidad con el que lo hacíamos cuando pasábamos horas en una oficina “fabricando” una sola página.

Entiendo y sé por experiencia que lo primero que las grandes empresas de medios tradicionales sienten a la hora que asumimos que la revolución tecnológica ya llegó, es temor, porque claro, lo desconocido siempre suele dar miedo y de pronto todos nos quedamos con un palmo de narices: medios, editores, anunciantes… todos hechos bolas y chocando unos con otros para ver cómo le vamos a hacer.

GinaGIF

La buena noticia, es que representa un reto, y a título personal no sólo me gustan los retos sino que me gusta rodearme de gente que también se emociona cuando hay nuevas aventuras en el camino (como iniciar hace unos meses un sitio web llamado theguiltycode.com, por ejemplo).

Tal vez mi madre, que hasta la fecha no ha encontrado un app en su Tablet para envolver las frutas, sea más visionaria de lo que pensamos y ése es el futuro que le espera a los medios print; pero la comunicación, las noticias y el periodismo siguen y seguirán vivitos y coleando, no importa cuál sea su plataforma. Por fortuna.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks