The Guilty Code

Hacienda Ucazanaztacua, descanso en el edén purépecha

noviembre 1, 2017 Viajes, Vida Guilty
A la orilla del lago de Pátzcuaro en Michoacán se esconde un pequeño hotel boutique reconocido a nivel mundial: Hacienda Ucazanaztacua.

Culpables conozcan Hacienda Ucazanaztacua.

Por Viko Lukániko (@gallolukaniko)

Con 7 habitaciones de lujo, reciben a los huéspedes que buscan un descanso real, mecido por el susurro del viento entre el tule y un café humeante para tomarse en santa paz. Tuve el lujo de hospedarme una noche de luna sobre el majestuoso lago, en una de las experiencias más exquisitas que ofrece este rincón michoacano.

El hotel se encuentra a 30 minutos de Pátzcuaro, en la misma ribera del lago. Primer y gran atributo de su ubicación. Aún el bello pueblo mágico de Pátzcuaro puede resultar bullicioso si lo comparas con la pacífica atmósfera que se vive en este hotel boutique. Toma un taxi de sitio desde Pátzcuaro hasta el hotel por un precio que rondará los 160 pesos, y disfruta el trayecto; la transformación del ambiente, los pinos, campos florales, esa calma del lugar y de un lago que sigues en todo momento hasta el pueblo de Ucazanaztacua, donde se ubica la hacienda-hotel-boutique.

No existe un señalamiento luminoso que advierta sobre tu destino, pero un enorme portón te da la bienvenida cuando ya el staff del hotel espera tu llegada. Entrando al lobby descubres que este espacio es una galería viva; hogar de múltiples obras de artistas locales, nacionales e internacionales que dan un toque mágico al lugar.

Ucaz es el nombre de un árbol endémico michoacano, y anaztacua significa en purépecha “alado de”. Este árbol escaso por la tala desmedida, es el emblema del hotel boutique, y por esta misma razón su dueño, el ingeniero Rafael Pereznares, está por emprender un proyecto para reproducirlo en el predio. Esta pasión por el árbol es la misma pasión que el staff da a los detalles del hotel; un equipo cuyo trabajo ha merecido reconocimientos nacionales e internacionales por su nivel de calidad y servicio.

Llegué un jueves pronosticado de luna llena. Opté por la última cabaña del lugar: Troje del Lago. Para llegar debes caminar por un sendero rodeado de vegetación hasta un muelle que te abre paso hasta la cabaña instalada sobre el lago. La suite rústica de dos pisos cuenta con una sala en la planta baja y la habitación principal en el segundo, ambientado con artesanías talladas en madera, sin desestimar las amenidades tecnológicas y de confort.

Después de una buena charla con mezcal y conocer la cocina de su restaurante, donde sirven desde platillos típicos regionales como el putzuti de pollo o las clásicas enchiladas de pollo en salsa verde, hasta recetas con trucha salmonada a las finas hierbas, o cortes de carne seleccionada, decidí experimentar la experiencia suprema del descanso. Al llegar la noche, me bañé de esa blanca luz lunar que fluía desde el monte. Quedaron conmigo el susurro del silencio, el chapoteo del tiempo, y un abrazo de paz me reinó. Tanta belleza hubiese merecido el intento de cautivarla, pero pronto caes en cuenta que no es necesario. Aquí se presenta libre, tal cómo es, y hasta en los sueños, nunca deja de existir.

Dónde:
Hacienda Ucazanaztacua
Domicilio conocido s/n
Lago de Pátzcuaro frente a la isla de Pacanda

T. (52) 443-204-1457

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks