The Guilty Code

¿Hillary o Trump? No solo el destino de EE. UU.

mayo 16, 2016 Opinion
Las elecciones en EE. UU.  marcarán el futuro no solo de ese país, sino de buena parte del mundo, sujeto a las políticas de la potencia global más poderosa hasta el momento.

Por Gabriel Bauducco (@GabrielBauducco)

Mientras que los republicanos (por decirlo de alguna manera, el ala conservadora de la política en Estados Unidos) parecen tener más claras que nunca sus preferencias hacia (como dijo la revista Time: el misógino, mentiroso, racista) Donald Trump, los demócratas siguen en su pelea interna con un grado de división que todavía deja muchas dudas sobre quién será el candidato a la presidencia que los representará en las elecciones del 8 de noviembre. ¿Lo conseguirá Hillary Clinton o Bernie Sanders? Ella ha ganado las parciales en estados relajados como Florida, él en sitios como Washington.

Hagamos un ejercicio: si hoy tuvieran que elegir entre uno de ellos dos, ¿por quién votarías tú? (Vota directamente en Twitter)

Luego de dos períodos de gobierno demócrata encabezados por Obama, Estados Unidos se enfrenta a una disyuntiva cuyo desenlace nos afectará a todos. Y ese resultado nos dirá mucho de lo que son nuestros vecinos como sociedad. Estados Unidos tiene una economía pujante, sí, pero nada comparado con el poderío tecnológico e industrial de los asiáticos. El verdadero interés estadounidense ha sido mostrado a lo largo del ultimo siglo: la estrategia política global. Para probarlo no hace falta más que revisar las guerras de ese lapso.

Time-Mag-Donald-Trump-Cover-

Por otro lado, las políticas sociales de Obama se han enfrentado a los intereses de los sectores más derechistas de los republicados que –entre otras cosas– han visto afectados sus intereses a largo plazo. En realidad, una situación que hemos visto en otros países de América que, aparentemente, son muy distintos pero, en esencia, transitan el mismo asunto: los sistemas de previsión social, las pensiones, los sistemas de salud… no están diseñados para ser solventados ad eternum. Menos aún con una población que crece sin responsabilidad ni visión de futuro.

hillary obama

Aunque suene exagerado, en esas elecciones se pone en juego el destino de una parte importante del mundo. ¿Veremos a un EE. UU. entusiasmado en el regodeo bélico, como en la época de los Bush, o viviremos uno menos guerrero, como el de Obama (que igual ha tenido lo suyo: no se olviden de su despliegue de tropas ejecutado casi al mismo tiempo en que recibía el premio Nobel de la Paz)?
Como todo asunto en el que están involucradas grandes cantidades de gente, por absurdo que suene, los grandes temas son los que menos se tratan. En el enfrentamientos entre Donald Trump y Hillary Clinton, el primero ha sido claro, muy claro. Dijo sin pelos en la lengua todo lo que no quiere, todo lo que rechaza, y eso nos incluye. Sin embargo, Clinton dijo poco sobre lo que hará, mucho sobre Trump. Interesante que en una campaña que cuesta tanto dinero, los candidatos puedan darse el lujo de ser tan poco específicos. Sólo para tener un referente sirve saber que Obama recaudó en 2012, 1072 millones de dólares. Lo que quiere decir casi 18 dólares por cada uno de los 60 millones de votos.

 

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks