The Guilty Code

Jorge Vergara, el Peor Mal del Futbol Mexicano

marzo 15, 2016 Opinion
Por José Palafox (@jose_fox)

El Rebaño Sagrado tiene un encanto particular y una relación indescriptible e inherente al hecho de ser mexicano: es un símbolo nacional comparable al del tequila, el mariachi y el Santo.

Hoy, la gente de Chivas protesta un robo a mano armada. La realidad es que el domingo no les robaron y el “Ame” no es el villano. Les están robando desde hace 14 años y el ladrón tiene nombre y apellido: Jorge Vergara. Algo particular de la realidad actual en el Guadalajara es que la verdad no está en los hechos, sino en lo que puedes demostrar y esta forma neoliberal de vivir ha permitido que verdaderos gángsteres vayan por la vida llamándose a sí mismos “empresarios”. Este es el caso de nuestro amigo Vergara, quien es dueño del imperio nutricional Omnilife, productor de películas y tristemente dueño de uno de los más grandes símbolos de identidad nacional.

JorgeVergaraAngelicaFuentes

Jorge Vergara compró 87% de las acciones del Club Deportivo Guadalajara en el 2002 y se hizo del 13% restante con una serie de artimañas jurídicas y comerciales que aún no quedan claras. Este comportamiento se ha convertido en la forma de operar con patrocinadores, derechos televisivos, contratos laborales y hasta matrimonios. Incluso han tratado de comprarle el equipo y termina subiendo el precio, sin razón, en el último momento. Pero para mí, el peor pecado ha sido el ego; el ego de no reconocer que no sabe de deporte y de sentirse más grande que la historia del club.

Desde Vergara, las Chivas han ganado un campeonato que ha costado sangre. Más de 10 entrenadores, 2 estadios, 2 patrocinadores, escándalos varios y múltiples carreras destrozadas. Todo por el error de tratar al deporte como un negocio de créditos y débitos y no respetar la estructura y preparación de los procesos. Si a esto sumamos el poco respeto por la historia de la institución, tenemos como resultado la crítica situación actual del equipo que no debe alegrar al eterno rival ni angustiar sólo a los fanáticos, es algo preocupante incluso a nivel selección, ya que la Chivas deberían ser la base del equipo nacional y sucede lo contrario… ahora casi no hay Chivas en la selección.

Tengo el placer de compartir mi vida con una Chiva de hueso colorado y en tono de broma hemos propuesto que todos los Chivas donen 10 pesitos para entre todos comprar el equipo. Ahora en perspectiva pasa de broma a buen deseo, un deseo que ojalá se cumpla en Vergaralandia.

CrisisChivas

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks