The Guilty Code

Keeping Up With Iris Apfel

abril 5, 2016 Opinion, Slider One

Por Jorge Ríos (@JORGERIOSJIM)

En mis andares por las calles carísimas de París en el VII Distrito de la ciudad, justo a la salida de la estación del metro Sèvres – Babylone, me topé con la tienda departamental Le Bon Marché, que con mi acento mexicano de “Sateluco” y mi muy primitivo idioma francés me costó uno y la mitad del otro lograr la pronunciación correcta, pero es algo así como “Le bon Magshé”, ¡pa’que ni empiecen!, porque ya los conozco como son y mejor aprendamos juntos esto de la pronunciación del idioma galo.

Continuando con mis encuentros, resulta que esta tienda, independientemente de contar con marcas y productos exclusivos dignos de endeudar hasta la mismísima alma al diablo, me explicaron, fue la primera departamental construida como tal en el mundo, para efecto y servicio como tienda departamental en 1867, intervenida por la oficina del entonces Gustave Eiffel, con la controversia de que no fue la primera tienda departamental en el mundo como concepto, (la primerita fue Bainbridge’s en Inglaterra), pero sí en diseño y construcción pensada como un gran almacén, como le llamaban en ese entonces.

LeBonMarche

Al salir del metro y ver Le Bon Marché frente a mí, me llamó mucho la atención un tremendo espectacular con la imagen Iris Apfel, la neoyorkina de 94 años hoy icónica en la industria de la moda. Y ya de cerca, todas las vitrinas que dan a la calle estaban vestidas con unos espectaculares displays con ilustraciones hechas por el joven artista, pintor e ilustrador francés Eric Giriat. Las imágenes mostraban los 10 parisian moments looks de Iris, a partir de una invitación que la departamental le hizo a la nonagenaria durante el Fashion Week en marzo de este año. “Iris en París” es el título de la colección cápsula a la venta y merchandising, inspirada en los secretos de su colección personal y como una it girl, como la nombran en sus reviews, que disfruta y vive la vida parisina después de 10 años de no pisar nuevamente París.

Para serles muy sincero, me sorprendió que de las muchas parisinas que hacían shopping por ahí, pocas conocían, si no es que ninguna sabía, de la existencia de la icónica mujer. Yo cuando supe de Apfel fue cuando comenzó a planearse una colaboración para la marca MAC Cosmetics en conjunto con su director creativo James Gager, lanzada en 2011; gracias a eso pude conocerla en persona y saber sobre su vida y obra, y por qué tanta fascinación de la industria de la moda internacional por esta mujer que es inevitable reconocer gracias a esos lentes característicos que hoy son su sello.

IrisApfelMac

Resulta que Iris, nacida en el año de 1921 en Astoria, Nueva York, vivió la gran depresión económica durante su niñez, por lo tanto, como ella ha dicho en varias entrevistas, creció con un agudo sentido del ahorro y sacar el mayor provecho del dinero que escaseaba en aquel entonces. Ese fue el motor para que desde los 11 años ella fuera la responsable y encargada de comprar y seleccionar su propia ropa. Así fue que al comprar, afinó su ojo y prefirió piezas muy arquitectónicas y básicas para darle mayor relevancia a los accesorios, que hoy también son su sello.

Curiosamente su vida no ha estado tan involucrada de una forma directa con la industria de la moda como hasta hoy día. De joven trabajó para Women’s Wear Daily; posteriormente se enfocó en el interiorismo y diseño textil, gracias a la unión con su esposo Carl Apfel, con quien lanzó una línea de textiles. Eso los hacía viajar por todo el mundo en busca de inspiración, técnicas y propuestas para sus clientes, entre ellos nada menos que la Casa Blanca, y no, no hablo de la Gaviota (ya quisiera, pero seguro tiene la lana pa pagar por los servicios de decoración por alguien muy famoso como Iris). Pasando por nueve presidentes estadounidenses, encargados y responsables de la decoración de la casa presidencial, desde Truman hasta Clinton pasando por Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford y Carter. Por ella supimos que las primeras damas no están tan involucradas en la decoración de la Casa Blanca como uno pensaría, que ni la misma Jackie Kennedy metía mano, ya que la Casa Blanca se considera como un monumento nacional, por lo que realmente quienes tienen injerencia en el asunto son los miembros de una comisión del departamento de Bellas Artes de aquel país. La esposa de Nixon fue la que más colaboró con ellos y metió su cuchara.

IrisApfel2

La visionaria Diana Vreeland, quien fuera editora de Vogue y Harper’s Bazaar, fue el ojo que puso a Iris en las páginas de las revistas que editaba, con los tremendos outfits llamativos. Fue de las primeras en mezclar piezas de grandes firmas y diseñadores (que adquiere en oferta, nunca a full price) con accesorios o prendas de mercados sobre ruedas o vintage.

Lo que marcó un parteaguas en la fama de Iris Apfel y la catapultó como un ícono de la moda fue la exhibición de su colección privada de ropa y accesorios en septiembre del 2005 en el The Costume Institute at the Metropolitan Museum of Art de Nueva York, donde celebraron su estilo bajo el título “Rara Avis” (pájaro raro): The Irreverent Iris Apfel”, la cual rompió récords de asistencia de visitantes a la exposición; además, la exhibición fue solicitada por otros museos, como el Norton Museum of Art de Florida, y el The Nassau Country of Art, también en Nueva York.

De ahí los reflectores se intensificaron y no pararon al grado de que Linda Fargo, vicepresidenta de moda, la tomó como referencia para la decoración de las icónicas vitrinas de la otra departamental de lujo de Bergdorf Goodman en la 5ª Avenida de Nueva York. La exhibición se llamó “Rare Bird Of Fashion”, y su planeación puede verse en el documental estrenado en el 2015 en Netflix bajo la dirección de Albert Maysles.

En México no nos quedamos atrás, y en la pasada Feria de Arte contemporáneo en México Zona MACO se anunció que esta semana la marca TANE (que fue adquirida por don Alberto Baillères apostando por una marca mexicana) lanza una colaboración de accesorios inspirados en Iris Apfel. Están elaborados en plata mexicana en conjunto con el director creativo de la firma, Nino Bauti, en exclusiva para El Palacio de Hierro Polanco y posteriormente se verán en las boutiques de Tane. Incluso se ha anunciado la presencia de la mismísima “It Girl”, quien seguramente estará acompañada por su amiga íntima Barbara Berger, quien cuenta con la colección más grande de joyas en Latinoamérica, de la que han exhibido muestra de ellas en el Museo Franz Mayer en el 2011.

Ya les contaré qué tal está la colección, mis queridos culpables. No se pierdan la próxima columna, porque como les dije en un principio, este tema tiene mucha tela de donde cortar y ya les daré más detalles de los personajes que trascienden por algo tan simple pero a la vez complicado que se llama estilo. ¡AAAAAdiós, los quiero mil!

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks