The Guilty Code

Kendrick Lamar está de vuelta y te damos todas las razones por las que nos encanta

La aparición de DAMN, el más reciente proyecto de Kendrick Lamar no solo nos está volviendo locos de amor: nos está comprobando que hay mucho por ver y escuchar -sí, ver- en este personaje cada vez más poderoso en ese mundo llamado rap.

Kendrick Lamar está de regreso y viene con todo. Razones para convertirlo en nuestra obsesión del momento hay muchas. 

Por Miguel Ángel Ángeles (@mangelangeles)

Para empezar, hay que tomar en cuenta que este es el quinto álbum (sí, lo averiguamos, en pleno 2017 se sigue diciendo álbum) del rapero nacido en California en 1987. Nada mal para alguien que apenas tiene 30 años. Y sí, aunque parezca que fue ayer cuando escuchamos por primera vez ‘Bitch, Don’t Kill my Vibe’, tenemos que hacer bien las cuentas: fue en 2012 cuando conocimos esa canción.

La segunda razón para amarlo incondicionalmente es que a diferencia de otros personajes como A$AP Rocky, Drake o el mismo Kanye West, a Kendrick sí le robaríamos todo el armario. Lamar sabe cómo hacer que nos den ganas de tener ese don para lanzar palabras a velocidades inimaginables por segundo mientras nos vemos como si estuviéramos listos para nuestra primera cita con Rihanna.

¿Y el disco, Kendrick?
Musicalmente hablando: es imposible no sucumbir en DAMN. Luego de Blood (track que abre) el primer golpe certero lo logra con DNA. Lo decimos desde ahora: suena a que se volverá un clásico de esta placa. Al llegar a Loyalty (en la que comparte letras con Rihanna, ¿quién mejor que ella?) ya le estás firmando tu alma al diablo del rap. Luego vienen HUMBLE, FEAR y GOD, auténticas pruebas de que todo se puede resolver con música.

DAMN de Kendrick Lamar

DAMN de Kendrick Lamar

Reviviendo a Bono
Bonus track: la colaboración con U2. Sí, el U2 de ese aburrido personaje llamado Bono que tanta felicidad nos trajo hace años y que hoy, al menos por un momento y gracias a Kendrick, está de vuelta para bien. Y, como no tenemos que ilustrarte con una imagen de ambos, mejor te dejamos con una que nos recuerda cómo se puede tener todo el estilo y aún así llegar a la Casa Blanca. Y no, no estamos hablando de Obama, estamos en Kendrick.

Kendrick Lamar junto a Barack Obama

Kendrick Lamar junto a Barack Obama

Para cerrar, culpables, les dejamos el más reciente video de Mr Lamar, HUMBLE.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks