The Guilty Code

Las enfermedades mentales de los famosos

Cada día, más gente está dispuesta a platicar acerca de sus trastornos mentales; por miedo a ser estigmatizados, hasta hace poco aún estaba mal visto sufrir de depresión, trastorno obsesivo-compulsivo o manías, por lo que se callaban y no buscaban ayuda. A modo de crear conciencia y buscar que las personas no sientan miedo ni vergüenza, algunas celebridades compartieron sus secretos oscuros.

Lo que se busca es que la gente comprenda que no están locos; simplemente es un trastorno, algo que se aprende a manejar y no debe ser rechazado por los demás.

Por Paco Deveaux (@devolas)

Solamente porque no lo entiendan no significa que no está ahí. Miles y miles de personas hoy en día sufren de algún tipo de trastorno, y al desconocer los síntomas o recibir burlas, se niegan a buscar ayuda. Leonardo Di Caprio, por ejemplo, comenta que sufre de trastorno obsesivo-compulsivo: sus ritos a la hora de filmar son tan fuertes y supersticiosos que puede llegar a ser molesto trabajar con el.

El comediante Jim Carrey hace que su vida parezca alegre y energética. Pero escondió un gran secreto, hasta que reveló la verdad como manera de ayudar a los demás: el actor sufre de fuertes depresiones y durante años, estuvo tomando el medicamento llamado Prozac para combatirla.

Gwyneth Paltrow sufrió de una fuerte depresión post-parto tras el nacimiento de su hija Apple. Las hormonas la volvieron paranoica y según sus propias palabras, tuvo que trabajar mucho para vencer ciertos temores y el sentimiento de ser la peor madre.

El canta-autor Elton John en alguna época se volvió sumamente sensible y vulnerable a lo que los demás pensaban de él, llevándolo incluso a padecer de bulimia. Salió adelante al atreverse a pedir ayuda.

Tras ganarse la mala fama como persona “loca” o “irresponsable” Catherine Zeta-Jones fue diagnosticada con trastorno bipolar, el cual es cada vez más común. Al hacerlo público, la actriz recibió miles de mensajes de apoyo de personas en todas partes del mundo.

Adam Levine, vocalista de Maroon 5 y sex symbol recientemente admitió ser hiperactivo y tener déficit de atención, lo cual hace que se le dificulte terminar las cosas o estar quieto. Lo único que pide es que lo entiendan y que a la vez, le tengan paciencia.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks