The Guilty Code

Le Pain Quotidien se renueva para 2017

enero 9, 2017 Comer y beber, Slider One
Le Pain Quotidien, “el pan diario”, donde los exquisitos sabores del pasado encuentran el presente y el futuro, en donde un legado culinario complace a tu paladar el día de hoy.

Por Esteffanía Albarran (@Colorido_bicho)

Su delicioso pan, es elaborado con harina de trigo orgánico molida en piedra, sal marina y agua con masa madre (la masa madre es un cultivo simbiótico de las levaduras presentes de manera natural en alimentos, como los cereales, y microorganismos presentes en el medio ambiente, en especial levaduras como la Saccharomyces cerevisiae, responsable también de la fermentación del vino y la cerveza.) por lo tanto, el pan de Le pain quotidien está hecho con paciencia, con tiempo y cariño, para lograr una corteza terrosa, crujiente y de gran riqueza en su aroma en cada uno de sus panes que fungen como un delicioso lienzo, en su vasta mayoría de platillos, al que además es muy fácil de digerir.

2h3a9182_v1

Le pain quotidien se caracteriza por su atmosfera acogedora y se dice que, la primera mesa comunal de Le pain quotidien fue en la Rue Dansaert en Bruselas y que fue construida con madera reciclada de los suelos de los trenes belgas que ya no funcionaban; es así, como esos simples tablones se convirtieron en una tradición y que sin duda es uno de los sellos distintivos de Le pain quotidien, que con esas mesas suficientemente largas para que todos puedan sentarse y suficientemente estrechas para que los comensales puedan conversar y lograr así un cálido ambiente hogareño y de camaradería que se reafirma por el amor a la comida, que sin duda alguna, es la protagonista.

Es realmente reconfortante encontrar buenos sitios abiertos desde muy temprano para poder tomar un espléndido desayuno (ya sea que vayas sol@ o acompañad@) o si lo deseas un almuerzo, comida o una cena; ya que sus puertas de lunes a viernes son desde las 7:00am, los fines de semana a las 8:00 am y su cierre oscila entra las 10:00pm y la media noche; dependiendo el día. Entre una variedad de tés e infusiones, chocolate caliente, o para los que no son nada sin una buena taza de café, este es el mejor lugar, acompañada de un delicioso croissant recién horneado o una madeleine que el mismísimo Marcel Proust aprobaría mencionar en “Du côté de chez Swann” (Por el camino de Swann) cuando el sabor transporta al narrador a la casa de la tía Leoncia, en la magnánima obra de “ À la recherche du temps perdu” (En busca del tiempo perdido). O bien, si te apetece algo más sustancioso te recomiendo las sincronizadas de pan árabe en el que el jocoque de chipotle le da un sabor que te hará tener un día de campeones, pero también están los tradicionales omelettes y jugos orgánicos con la fruta de temporada de tu preferencia.
Para el medio día o ese antojo entre comidas también están sus concupiscentes tartines, que se sirven con atractivas combinaciones cromáticas, gracias a sus ingredientes; en el que principalmente destacan los de: roast beaf por su peculiar mayonesa de alcaparras, el vegano de hummus y aguacate, o el de salmón ahumado con su toque de eneldo.

609a0013

609a0188

609a0353

A la hora de la comida Le pain quotidien realmente tiene platillos que sin duda debes probar, como lo son: las albóndigas de pollo orgánico en salsa de higo y coco, la lasagna de vegetales (que los paladares mexicanos amamos y agradecemos por el huitlacoche de su interior), quiche, o la ensalada taboulé de quinoa, el spaguetti orgánico de Alain (sí, del creador de este magnífico lugar comunal de sabor, Alain Coumont).

Los sándwiches y ensaladas son simplemente exquisitos por sus ingredientes orgánicos, frescos, de la más alta calidad y en los que puedes compartir por si andas de antojo y no te puedes negar al fondue de quesos suizos, o una tabla mediterránea o toscana y acompañar con un vino de tu preferencia de su amplia carta de espumosos, blancos, tintos y rosados.

img_0040_v1

img_1378

img_1407

img_1408

En el menú de cenas, mi mención honorifica es para el formaggio con alcachofas y hongos silvestres servido en cazuela de pan de nuez tostado; pero también y no menos importante, esta mi amada hamburguesa de pollo orgánico en pan brioche con chips de vegetales (o si lo prefieres puedes pedir ensalada de guarnición) que es una verdadera delicia para el paladar que puedes acompañar con una refrescante limonada de chía.

Para cerrar, déjate consentir con un postre de su variada carta que posee para todos los gustos, desde el brownie belga, una créme brûlée, énclair de café, crumble de frutos rojos o tarta de pistaché, entre otros.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks