The Guilty Code

#LeerNoEsPecado La felicidad a tientas

Una primera novela que promete una buena voz en la literatura mexicana. Una serie de enredos sobre querer ser feliz y morir en el intento.

Por Gabriel Bauducco (@GabrielBauducco)

Salida de emergencia
Maira Colín
La Cifra

“Si no fuera por ese grandioso par de tetas, esa vieja sería un cabrón”. La frase no está escrita en el libro, pero… podría haberla dicho Gabriel. No yo sino otro, uno de los personajes mejor logrados en Salida de emergencia, la primera novela de Maira Colín, quien antes había escrito textos para niños. Y la habría dicho, precisamente, para describir la certeza con que la escritora dibuja el universo de algunos pensamientos masculinos. Algunos, no todos. Los hombres, como las mujeres, necesitamos más de una pincelada para hallar el contraste. Y Gabriel, como persona, pero no como personaje, está quizá un poco caricaturizado.

La novela de Colín es sobre morir en el intento. Por aquí y por allá, intentos de éxito, intentos de riqueza, intentos de creatividad, intentos de sabiduría, intentos de placer, intentos de ira. La felicidad a tientas, pues.

El mundo sin sentido de quienes hartos de que todo tuviera sentido en la generación de sus padres (los hippies, los revolucionarios, los intelectuales, los adultos de los 70s) se entregaron a una especie de nihilismo que ahora los ha dejado vacíos, sin saber hacia dónde correr y con la única esperanza de encontrar, precisamente, una salida de emergencia. Bienvenidos al universo de los cuarentones de hoy.

SalidaDeEmergenciaMairaColinPortada

La razón por la que vale la pena leer Salida de emergencia es porque se trata de un texto sin piedad. Quizá, porque valiéndose de diferentes narradores, la escritora se mete en los rincones más oscuros de sus personajes. Ella escarba en la materia fecal de las emociones. Y, aunque no está dicho de tal manera en el libro, esta narración es un catálogo de egoísmos. Eso es lo que somos.

Bien, pero por truculento que suene, este es también un libro cargado de humor. Y lo es, entre otras cosas, porque los cuatro personajes principales –parejas, sí, que se entrecruzan, sí– son incapaces de escapar de sus propias personalidades. Y precisamente por eso se vuelven, por momentos, predecibles. Así es como algunos de ellos te causan gracia incluso antes de que hayan cometido el gag que terminará por arrancarte la risa.

Yo no soy amigo de Maira Colín –politóloga del ITAM, devenida en escritora y rockera amateur– , pero la conozco. La he tratado bastante y, aún a riesgo de ofenderla, podría decir que esta novela es como si Maira hubiera tenido un brote psicótico, se hubiera desdoblado en varias personalidades y todas ellas hubieran decido dialogar en un libro. Celebremos pues su desajuste mental. Aunque, quizá, este sea un exorcismo.

Salida de emergencia es la prueba de que no hace falta rascar en el catálogo de los grandes sellos editoriales para encontrarse con buenos textos.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks