The Guilty Code

Los Arieles y su pelea por el glamour

mayo 27, 2016 Opinion
Este 28 de mayo llega la entrega 2016 de los Premios Ariel, y revisamos en El Principado todo alrededor de este evento, cuya entrega este año celebra los 70 años de la Academia mexicana.

Por Gabriella Morales-Casas

Hace ya un par de años que el querido publirrelacionista, it boy e influencer mexicano Jorge Ríos, publicó en su muro una crítica severa a la ceremonia de los Arieles: “Cómo los van a tomar en serio las marcas de lujo y el propio público si no respetan a sus premios ni a sus instituciones al vestir en jeans y fachas a un evento que premia a lo mejor de su propia industria. Es inadmisible”.  El post tuvo mil shares y causó polémica entre los mencionados cineastas y algunos actores…

premios-ariel-principado-bellas-artes

En 2016, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de México (AMAAC) que entrega los Arieles, cumple 70 años y los celebrará en el Auditorio Nacional y no en el Palacio de Bellas Artes, un logro de la administración de Blanca Guerra. El año anterior se notó la mejora en comparación con los pasados: los personajes premiados fueron mejor vestidos y la alfombra roja tuvo mayor cobertura social.

Dolores Heredia ha tomado la estafeta con mucho entusiasmo y ha luchado por incluir patrocinadores nuevos y traer a una nueva productora, Blindspot, cuya cabeza es Alex Balassa, quien tiene mucha onda y ha trabajado proyectos para HBO, Televisa, y ha estado nominado al Emmy y al Grammy por sus trabajos.

El problema no es si las actrices van de largo y los directores de jeans, el tema es que los Arieles mismos no definen su postura como evento de gala. Quieren ser los Óscares, pero quieren afirmar su condición de rebeldía creativa, que me parece genuina y muy importante para la generación del arte visual en México, pero hay que definirse: ¿Queremos ser los Óscares o Sundance (cuyo dress code es “winter casual”).

premios-ariel-principado-sundance

Los cineastas mexicanos no son figurines de la tele, pero tampoco son todos unos mugrosos como les dicen por ahí. Ambos prejuicios suck, y año con año es el mismo rollo: ¿glamour o no glamour? Ustedes dirán que es un tema frugal y barato hablar del dress code en la entrega del Ariel, pero el tema es que las marcas con lana no le entran porque “no es mi target”. Y eso no me lo contaron nada más, yo misma lo escuché.

Cada año se pone mejor y se nota el esfuerzo de la Secretaria Técnica de la AMAAC Adriana Castillo, quien tiene formación en la gestión de alta dirección cultural, ha organizado festivales de cine locales y conoce de primera mano a los responsables de festivales “chonchos” como Cannes, Venecia, Locarno y San Sebastián. Es decir, no hay improvisados.

Pero, ¿por qué quedan mejor los Premios TVyNovelas, o los Premios Fénix que apenas empiezan, y nuestra Academia no es tan cool ni glamourosa? ¡Porque tienen lana!

premios-ariel-principado-fenix

El problema medular es ése: nadie le quiere meter dinero y sin lana no alcanza. La Academia hace milagros y malabares para hacer la ceremonia; solo les falta vender el cuerpo. Qué más quisieran hacer que coctel previo, fiesta posterior y una producción de alto rango.

Las presentadoras son maquilladas y peinadas por intercambio con apoyo de marcas, no hay giveaways para los presentadores de premios y meeeenos para los ganadores. Nadie quiere entrarle: “¿Pero dónde va a salir, puedo tener product placement, me van a publicar el banner en Club de Reforma, pero qué celebs voy a peinar, lo van a mencionar en la transmisión?”. Ahora imaginen lo que cuesta conseguir el cash.

Pero no se trate de una fiesta llena de inventados porque el desfile de marcas es enorme. Sí, el arte contemporáneo está de moda y grita “estatus”, pero el cine es la memoria visual de una cultura, es historia. ¡Y a nadie le importa!

premios-ariel-principado-los-olvidados

La dificultad para el apoyo de la ceremonia de los Arieles es proporcional al apoyo que reciben las películas: nulo, poco, imposible, dificilísimo y de a poquito. En realidad las grandes empresas bancarias son las que le entran a las filmaciones y poco más. Nadie quiere hacer cine y menos hacer ceremonias. Total, está más padre entrarle a alfombras rojas de festivales nuevos donde te garantizan que desfilará Paulina Rubio e irá toda la crème de la crème, la socialite y los empresarios amigos del organizador.

Pero pues aquí, humildemente, nomás vamos los “ccceros”, los “cuequeros”, los cineastas y los actores del cine nacional, cuyas celebs más notables como Ilse Salas, Ceci Suárez o Irene Azuela están igual de posicionadas en el FICM, los Premios Fénix, los TVyNovelas y los Arieles porque están más allá de cualquier etiqueta. Ellas nos hacen los Arieles con su presencia; así aseguras “foto en Club” y glamour en el evento. Uf… menos mal, qué sería de esta ceremonia sin ellas (no es sarcasmo esta vez).

A las marcas qué le van a importar Arturo Ripstein o el maestro Fons, o si Tess Anastasia estuvo en la Semana de la Crítica de Cannes, cuando nuestra estrella Karla Souza triunfa en “¿Y qué culpa tiene el niño?”. Pues sí, a mí también me fascina Karla y amo la comedia (yo escribo comedias), pero es tristísimo que si no les das a las marcas la lista de celebs y garantizas que va Karla, por ejemplo, no le entran.

premios-ariel-principado-arturo-ripstein

También hay que decir la otra parte: la neta es que a los cineastas les vale gorro. La cantidad de creadores que desdeñan el glamour, la comercialización, y llaman a todo ello “la mercantilización del arte y la cultura”, es muy grande. Pero si pensamos que el cine es un instrumento crítico y muchas veces de denuncia, entenderemos su postura; un documentalista no va a comprometer su arte por dinero, pero necesita la lana para poder levantar un proyecto. Eso es difícil, no armar un torneo de golf. Neta.

Yo simplemente creo que una cosa como la otra (es decir, que nadie le entre a la ceremonia y que haya películas más apoyadas que otras) obedece a que este gremio está dividido entre “los artísticos y los comerciales”, las actrices “de a de veras y las de Televisa”, los productores “de oficio y los juniors”.

El cine puede ser tan divertido como crítico, y las grandes obras de denuncia y crítica social no deben abandonarse nunca. Pero hay una triste realidad, y esa es que la lana para los proyectos no sale de las macetas y la consecuencia de no aprender a vender, negociar y saber dónde ceder y dónde no, es que tenemos una industria sin fortaleza y que nuestros premios son el exacto reflejo de eso: somos pero no somos.

premios-ariel-principado-que-culpa-tiene

Yo le deseo el mejor éxito a Dolores y a su equipo, pero sobre todo, deseo que el cine mexicano deje de discriminarse a sí mismo, y que las marcas dejen de discriminarnos y hacernos menos por fachosos o por críticos o por forevers, y me incluyo como guionista que soy porque me ha tocado buscar, vender, pedir y fracasar en el intento.

Las películas con más nominaciones son Gloria, de Christian Keller, en 14 categorías (sí, la de Gloria Trevi, que es un peliculón); Las Elegidas, de David Pablos (el argumento es de Jorge Volpi), con 13 nominaciones; 600 Millas, de Gabriel Ripstein (con Tim Roth en el estelar) , y La delgada línea amarilla, de Celso R. García (con el fabuloso Damián Alcázar como pintor de líneas en carreteras), ambas con 12 nominaciones. Tim Roth está nominado como mejor actor y también Geraldina Chaplin, por Dólares de arena. Digo, ya estamos hablando de actores de nivel imperial que participan en películas mexicanas.

¿Y ni así le meten lana a nuestros premios nacionales? Chale.

premios ariel principado 2016

La lista completa de nominados la puedes consultar en este enlace. La 58 entrega del Ariel se transmitirá en vivo por Canal Once a partir de las 22.30 horas, 28 de mayo. La alfombra roja comienza a las 6.30 p.m. y podrá verse en streaming en la página www.premioariel.com.mx, por si quieren ver a las celebs y criticar a los fachosos. Quisiera decirles que vayan a ver las películas nominadas, pero ya sabemos cómo es esto: no las distribuyen o no han salido, o ya salieron y duraron una semana en la matiné. Búsquenlas, no se arrepentirán.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks