The Guilty Code

Menos Futbol y Más NBA

marzo 23, 2016 Opinion
Por José Palafox (@jose_fox)

Michael Jordan es el basquetbolista más grande de todos los tiempos, revolucionó la industria de marketing y consumo deportivo. Como dato curioso, todos los deportistas que cuentan con una línea deportiva están soportados por su misma marca patrocinadora; Cristiano Ronaldo y Roger Federer bajo el paraguas de Nike, Jordan no. Air Jordan es una marca autónoma e independiente de Nike. Así de grande fue y sigue siendo Michael Jordan.

Pero esta grandeza jugó en contra de una liga que perdió el encanto y cayó en 20 años grises. Todos esperábamos con frustración al siguiente referente y revolucionario del juego. Y tuvimos a Kobe, Iverson, Shaq y Vince Carter. Verdaderas estrellas que pronto estarán en el salón de la fama. ¿Entonces qué pasó?

NBA1

La NBA cometió errores comunes, pensó que los individuos eran más importantes que el colectivo, que el negocio estaba en derechos televisivos y patrocinadores de estrellas. Imaginen que mañana Messi y Cristiano Ronaldo desaparecen, el futbol dejaría de ser interesante como dejó de serlo la NBA.

¿Y qué cambió? La NBA forma parte de una cultura deportiva avanzada. Es entretenimiento y forma de vida al más alto nivel, y van a cambiar lo que sea necesario para tener un negocio sostenible en el tiempo. Cambiaron todos los paradigmas en la industria sin miedo a dañar intereses de terceros por alcanzar el bien común. La liga hizo un estudio minucioso y cambiaron tres pilares fundamentales: 1. las bases del negocio; 2. un ambiente competitivo, y 3. difusión en la era digital.

Bases del negocio: La liga tiene control e injerencia sobre quiénes son los dueños, en qué se invierte y cuánto gana cada jugador. Está involucrada con los patrocinadores y con las universidades que sirven como semillero para la liga. Tiene programas de igualdad de género, sustentabilidad y responsabilidad social, tan importantes para esta época que sacrifican parte de las ganancias para devolver a la comunidad y así asegurar negocio a largo plazo.

Competencia: Todos los partidos son interesantes por algún factor. Empezaron a medir de todo y ahora la competencia va más allá de ganar y perder. Existen 30 equipos; 5 de élite, 15 excelentes y 10 mediocres, y cualquier equipo puede perder contra cualquier rival, por lo que todos los partidos de la temporada son interesantes. Y hablando de jugadores, la NBA ha logrado crear héroes en todas las posiciones del juego. El jugador de moda y más dominante (Stephen Curry) mide menos de dos metros, por lo que es aspiracional para todo el mundo. Y adicional a él tenemos 20 estrellas más para escoger a quién admirar (20 sin temor a equivocarme y con gusto se las envío en un listado por separado).

NBA2

Difusión: Sí, existen derechos de transmisión, pero con múltiples televisoras. La parte digital toma relevancia. ¡Puedes ver un partido en específico desde tu smartphone y pagar solo por ver ese partido! Adicional a que están conscientes de que Estados Unidos no es el centro del mundo y existen 7 mil millones de personas en el planeta que representan un mercado potencial. Tienen el mes del orgullo latino, una campaña para festejar el año nuevo chino, mes del orgullo negro y partidos en África, Londres y México.

Y tendremos el mayor evento para difusión en el mes de agosto en las Olimpiadas de Río de Janeiro. El equipo estadounidense irá con todas las estrellas actuales en algo muy cercano al dream team. Creo que el equipo de Barcelona 92 es único por ser el primero en juntar esa calidad de jugadores, pero también creo que este equipo de Río 2016 podría ganarle al de 1992 en un partido muy cerrado.

Jordan es el más grande, pero la NBA reconoció que no era ni el único ni la clave del éxito. Reconoció que tuvo grandes antecesores como “Magic” Johnson y Larry Bird, y que también tuvo grandes equipos rivales opacados por su talento, que fueron clave para que él alcanzara la excelencia. Se dieron cuenta de que la competencia justa en todos los sentidos lleva a la excelencia y que esta excelencia al final del día gana fanáticos leales que se traducen en entradas, venta de playeras y rating.

Por todo esto amigos, los invito a que se salgan del futbol y sigan el básquetbol. ¡Escojan el equipo que quieran al azar (que no sean ni los Lakers ni mis Bulls ) y vuélvanse fanáticos! Y a todos nuestros directivos deportivos nacionales: México es un país grande para la NBA y tenemos mucho talento, estamos metidos en todos los dramas de corrupción que hemos mencionado en las últimas semanas… Hay más negocio en desarrollar calidad y competencia que en robar y ser corrupto…

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks