The Guilty Code

Mike Mcgee, el ilusionista de la era digital

abril 4, 2016 Exclusivas, Pride, Slider Two
Mike Mcgee es toda una autoridad en el tema de efectos especiales y su trabajo ha destacado en piezas como Gravity o campañas para Speedo, charlamos con él en exclusiva.

Por Viko Lukániko (@gallolukaniko)

Los últimos dinosaurios que caminaron por la tierra fueron ideados en el laboratorio digital de Mike Mcgee. Así como que Sandra Bullock flotara en el espacio exterior. Co-fundador y director creativo de Framestore, una de las agencias más influyentes en producción y arte digital, su trabajo es vanguardia pura en la industria. Mike Mcgee es un artífice del teatro digital, arquitecto de escenarios ensamblados con la última tecnología del momento. Su actual proyecto es la realidad aumentada, uno donde los humanos interactúen su diario en paralelo con uno igualmente estimulante.

Esta interesante entrevista en exclusiva para The Guilty Code es una entrada digital al mundo de Mike Mcgee, su obra y  pensamiento sobre la relación del hombre con la tecnología.

Mike-Mcgee-the-guilty-code-2

Todo individuo cuya profesión esté inmersa en la industria de la creatividad encuentra en su infancia un detonante iniciador, ¿cuál fue esa obra que influyó en ti?

Mi creatividad se detonó con los libros de Tintín; habré tenido 4 años. Recuerdo que en mi infancia, cada vez que llovía –algo regular en el Reino Unido– me sentaba a leer alguna de las aventuras del personaje. Leía e intentaba copiar los dibujos en mi cuaderno. Esos momentos fueron claves para explotar mi imaginación; incluso me soñaba a mí mismo en la situaciones de Tintín y escenarios alternativos conmigo en su lugar. Así fue mi primer acercamiento al dibujo y la narrativa: a través de los cómics.

En cuanto a mi etapa de juventud, atestiguar la cobertura del hombre en la luna fue algo grandioso. Fue un momento donde comprendí que incluso los eventos más increíbles realmente podían suceder.

¿Cómo viviste la entrada al mundo de la tecnología durante tu adolescencia?

Como joven, yo asistí a la Escuela de Artes. En aquellos tiempos, la televisión era en blanco y negro y no ofrecía gran variedad; teníamos acceso a 4 canales. Cuando se llegaron al mercado tanto caseteras como videograbadoras, fue un gran paso, pues por primera vez podíamos grabar lo que se transmitía en los medios. Recuerdo la vez que porté mi primer walkman Sony en la Escuela de Artes: apropiarme de ese aparato que por primera vez me ofrecía música en la intimidad de mi oído fue el inicio de la tecnología móvil en mi vida.

Toda esa ola tecnológica permeó mi vida por completo. Yo tenía 24 años cuando fundamos Framestore, con el único objetivo de usar la tecnología del momento para contar historias de manera innovadora. Iniciamos como todos, con apenas lo básico. Conseguimos acceso a un aparato que nos permitía dibujar sobre imágenes fijas de video, y encontramos que esta innovación visual tenía un gran potencial en el mercado. Creo que ahí radica el éxito de la compañía: no nos quedamos solo con el instructivo básico de un dispositivo, siempre buscamos la manera de explotar sus capacidades y nuevas aplicaciones para el mismo.

Mike-Mcgee-the-guilty-code-3

¿Cómo enfrenta la innovación en la comunicación a la resistencia de los formatos clásicos?

Es algo que siempre ha sucedido. Tengo dos hijos adolescentes que interactúan de una manera muy natural con la tecnología. Me recuerdan los primeros años de Framestore. Como joven no tienes miedo a la tecnología; creces con los medios que te rodean. Evolucionas con la tecnología de tu tiempo.

He visto la transición de lo análogo a lo digital, y ahora es de lo digital a la realidad virtual. He presenciado cambios radicales, como con la entrada de las primeros procesadores Mac, y cómo su implementación implicó que muchos de mis amigos perdieran su trabajo, pues manejaban equipos anticuados. Todo sucede a tal velocidad, que solo nos queda apropiarnos del último dispositivo del momento, aunque conscientes de que éstos duran un cierto tiempo para dar paso a dispositivos más rápidos, con mayor capacidad. Yo creo que es un estilo de vida, una postura que debes tomar ante una realidad que se vive, especialmente en el ámbito de mi trabajo. Creo que debemos estar preparados para aceptar la innovación y el cambio constante en nuestros tiempos.

¿Cómo fue el proceso creativo para generar la campaña de Speedo?

Fue una campaña muy interesante, pues Speedo siempre ha mantenido un discurso atlético clásico. Nosotros queríamos darle un giro, sin perder los valores propios de la empresa. Buscamos generar algo más atrevido, más fresco. Una campaña dirigida para una generación mucho más joven, una generación 100% cinéfila. Con esa idea en mente, mezclamos la narrativa y estética visual del cine con los valores de la empresa, y generamos esta campaña utilizando a los mejores nadadores del mundo. Impulsamos nuestra creatividad con el uso de varios lentes, efectos de edición, y una mezcla de tomas para generar una historia épica. La mitad del reto fue convencer a los clientes de arriesgarse a algo tan vanguardista, tan nuevo en comparación con la tradición de branding de la empresa. Ciertamente hubo nerviosismo, pero finalmente el resultado convenció a todos.

Cuéntanos sobre tu experiencia al trabajar con Alfonso Cuarón y el “Chivo” Lubezki en la película Gravity.

Tanto Cuarón como el Chivo son sumamente técnicos, por ende conocen a la perfección el proceso. Fue grato trabajar con ellos, pues era fluida la comunicación. No obstante, ambos son meticulosos y buscan en todo momento la perfección. Lo grandioso es que ellos te empujan a que descubras tu potencial, y eso implica llevarte al límite. Si bien trabajar con los creadores mexicanos implicó largas horas de edición, finalmente sabes que el resultado será de gran calidad. Y al final, la forma en que el público recibió la película, te permite reconocer tu aportación al proyecto.

¿Cuál es tu visión sobre la realidad virtual y las nuevas formas en que se compartirá contenido en el futuro?

Yo creo que el éxito de Gravity fue su capacidad de transportar al público y hacerle sentir como si estuviese dentro de la película. Alfonso utilizó un estilo de tomas –tiros de 10 minutos sin cortes– que te mantienen totalmente inmerso en la escena. Estás tan metido en la trama que tu cuerpo se tensa cuando suceden escenas intensas. Si tomas este estilo y lo pasas al mundo virtual, el efecto es exponencial. Será un mundo donde uno es la cámara, sin cortes. Podrás voltear en esta realidad virtual y mirar lo que tú desees. Si cuentas historias que aprovechen esta tecnología de realidad virtual, entonces puedes relacionarte con el público de una manera nunca antes vista.

Mike-Mcgee-the-guilty-code-4

¿Cómo vislumbras el futuro y evolución de la humanidad y la tecnología?

Realmente desconozco cómo será el futuro. Puede ser que se vuelvan populares los implantes o chips en el cuerpo humano. Sé que existen desarrollos donde las empresas pueden proyectar información directo a la retina, al igual que el desarrollo de gafas inteligentes que te permiten interactuar con el mundo virtual. En los inicios de Framestore, esto me hubiese sonado a un tema de ciencia ficción, pero ahora, lo aceptamos y esperamos atentos. Por eso, si bien no sé hasta dónde llegaremos, me gusta la idea de descubrirlo en el camino.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks