The Guilty Code

Mykonos, Men’s Beach Style

agosto 9, 2015 Opinion
Por Jorge Ríos (@JORGERIOSJIM) desde Mykonos, Grecia.

Hace más de 10 años tuve la oportunidad de conocer una de las islas mas afamadas del mundo y preferidas del jet set: Mykonos, Grecia. En aquel entonces, yo era tan solo un estudiante vagando durante un año por Europa al puro estilo “mochilazo”. Vivía limitado a lo que mi bolsillo de estudiante me permitía. Solo me quedaba observar, y como el chinito, ver de lejos la vida que aspiraba tener. Deseaba con toda fe regresar en un futuro y disfrutar de los placeres que los veranos griegos ofrecen, pero eso sí con presupuesto ilimitado. Pues se me ha cumplido y ahora sí, he regresado al puro estilo bon vivant y logré este wish dream de probar el savoir faire que la isla ofrece (ya después volveré a trabajar 24 por 24 para pagar la American Express que ya me reventé).

Mykonos, es la isla que saltó a la fama gracias a la atención mediática internacional que obtuvo gracias al enlace matrimonial sorpresivo de Jacquelinre Bouvier (mejor conocida como Jackie Kennedy y considerada una de las mujeres mejor vestidas de todos los tiempos), quien decidió casarse (recién viuda) sin siquiera decir “agua va” con el magnate griego Aristóteles Onnasis, quién súbitamente abandonó su público romance con la soprano, también de origen griego, María Callas: ¡es-cán-da-lo!… La nueva y controversial pareja no hacía nada más que pasear por las islas griegas a bordo del yate del magnate (bautizado como, Cristina, en honor a su hija mayor de Onnasis) y dejarse “paparazzear” por la prensa internacional.

Desde entonces, Mykonos es codiciable.

Hoy, en el mundo, incluso en México es notable que uno de los temas obligados en la agenda internacional, es la crisis griega, todos hablan de ella, menos los griegos. Ellos con toda su mitología, belleza y carisma natural, pasan desapercibido lo que sucede y se hable sobre su país. Es verano y Mykonos convoca, me atrevo a decir, a las personas más bellas físicamente de este verano 2015.

Pero además de belleza por doquier, el verano tiene título este año, “Ellos, toman Mykonos”, pues los hombres han tomado el rol protagónico con sus cuerpos y outfits. Ellos, hacen que las mujeres se desvanezcan del mapa y los caballeros reinan en las calles empedradas, playas y arquitectura mediterránea con sus looks, que van desde trajes de baño short breafs, a shorts a medio muslo y ajustados, muy pocos, sino es que ninguno, usan largos. El bronceado perfecto, claro, muchos tatuajes, algunos looks al estilo Adán, y lo mejor y más difícil de conseguir, cuerpos esbeltos y muy bien trabajados. ¡Miren y gocen!

[soliloquy id=”7529″]

Las mujeres ante tal competencia, hacen de todo para hacer notoría su presencia, desde soportar caminar con tacones de aguja de YSL, Louboutin, Dior, etc., sobre calles prácticamente imposibles de caminar normalmente (imaginen sus juegos y malabares), y como diría Emmanuel en su canción “Toda la vida” over dressing con tacones, lentejuelas, animal prints, blondas melenas, maquillaje como si fueran de antro desde muy temprano y andan así hasta altas horas de la madrugada. Muy pocas son las que logran un look sencillo, sin maquillaje, vestidos de algodón o manta, dando batalla con el mejor accesorio y arma mortal que una mujer puede tener, actitud… y una bolsa de temporada como Chanel, Bottega Veneta, Versace, Ferragamo y Dsquared (las marcas favoritas de los dioses del Olimpo).

Y es que aquí está la crème de la crème de la crème. El pequeño pueblito de esta isla es el más caro del mundo como según lo menciona este verano “The New York Times”, “El País” y el “Daily London”. Mykonos está por sobre St. Tropez y Mónaco. Cuenta con boutiques que albergan las últimas colecciones de temporada e, incluso, colecciones de edición especial solo para Mykonos, imposibles de conseguir en cualquier parte del mundo.

Vengan, aquí voy a andar unos días más, pero si no, el próximo verano anímense. De verdad vale la pena vivir esta máxima experiencia de lujo, no se limiten. Les recomiendo lleguen con hoteles, aviones, renta de auto (si no es imposible conseguir taxi Mercedes Benz, los únicos que hay por acá) y reservas pagadas, porque este lugar vive su máxima capacidad cada año.

El promedio de gasto mínimo es de 250 euros por día por persona, solo en alimentos y bebidas (no alcohólicas) moderadamente. A eso aumenten el shopping que es inevitable dejar de lado (ahí cada quien sabe cuánto invertirle). Los hoteles son de tarifas bastante altas, por lo que mientras que con más anticipación puedan hacer reserva, mejor. Eso sí, el servicio de los griegos es formidable, amables, educados, siempre una sonrisa que seduce a cualquiera, y muy muy hospitalarios. O sea, que de a “pobre” unos 1,000 euros diarios.

Acá los espero.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks