The Guilty Code

Poltergeist, Recarga de Terror

Poltergeist para mí es igual a trauma de infancia. No entiendo por qué mis papás me dejaron ver esta horrorosa película, por lo menos así la recuerdo, ya no sé si ahora me daría risa o miedo, pero si cierro los ojos vuelvo a sentir “mello” de recordarla, sí, así “mello” digo tampoco es que me de a estas alturas un ataque de pánico, ¿verdad? Digo, ya pasó, ya pasó.

Por Sagrario Saraid (@ssaraid)

A causa de esta película nunca fui amiga de los payasos, bueno uno que otro novio que ensayaba para, pero en mis fiestas infantiles había drama si alguien osaba llevar uno, pues en el film aparece uno diabólico, quienes recuerden la original tal vez compartan el trauma. También desde entonces no veo cine de terror. De verás me espanté y estaba yo muy chiquita. ¡Ah! Y tampoco puedo cuando la TV se pone en modo estático por un buen rato. Flashback total.

Ríanse, no me importa. Cada quien tiene su Coco que le daba “mello” en aquella divina juventud infantil.

Pues este viernes, se vuelve a estrenar y aunque, obvio yo no la voy a ir a ver ni para enfrentar mis miedos, sí se las recomiendo. Digo, si me espantó y marcó tanto es porque estaba bien hecha y es una buena historia. Porque eso sí, desde pequeña andaba yo corroborando fuentes y veracidad, así que si esta peli me hizo sentido, puedo recomendarla.

La película es la versión contemporánea del clásico de 1982, acerca de una familia cuya casa en los suburbios está embrujada por fuerzas malignas. Cuando apariciones aterradoras incrementan sus ataques y mantienen secuestrada a la hija más pequeña, la familia deberá unirse para rescatarla antes de que desaparezca para siempre.

Kenan dirige a partir de un guión del escritor ganador del Premio Pulitzer David Lindsay-Abaire. Poltergeist, Juegos Diabólicos, es protagonizada por Sam Rockwell (“Moon”), Rosemarie DeWitt (“Rachel Getting Married”), Jared Harris (“Mad Men”) y Jane Adams (“Eternal Sunshine of the Spotless Mind”).

Rockwell y DeWitt interpretan a los padres de los suburbios Eric y Amy Bowen, Harris interpreta a Carrigan Burke, un experto en actividad paranormal, convertido en personalidad de realities, y Adams interpreta a una profesora de piscología paranormal.

A diferencia de la Poltergeist original, que se desarrollaba en una época de bonanza económica durante la década de los ochenta, este filme se sitúa en ese ideal norteamericano que se está deteriorando rápidamente, al que se le está privando de derechos, conocido como los suburbios. Una comunidad dilapidada, cortada con la misma tijera, de hogares de tres recámaras, jardines descuidados y cercas de tejido de alambre en un vecindario de Illinois, sirve de escenario para los protagonistas incautos, la familia Bowen. Le recuerda a las audiencias que la vida en los suburbios puede en ocasiones estar lejos del confort y la seguridad.

PoltergeistInt1

“A principios de la década de los ‘80, no había necesidad de cuestionarse una mudanza a los suburbios, pero ahora la vida contemporánea en los suburbios sirve como un complemento perfecto porque el encanto y el brillo de su superficie ya no existen”, comenta Kenan. “Nuestros personajes han intentado vivir la vida suburbana prototípica, pero no han logrado darle al blanco y ahora están comenzando sobre cimientos inestables. Cuando a este ambiente le añades el drama central de un hechizo sobrenatural y el secuestro de un niño, estás preparado para lo imprevisto”.

El guión deja abierta a la interpretación el concepto de que los horrores a los que se enfrenta esta familia —que está siendo poseída por múltiples espíritus y la eventual abducción de su hija— quizás y no sólo se deba solamente a que su casa nueva descansa sobre un cementerio. Introduce la idea de que nuestra propia naturaleza inconexa y el desmoronamiento de la unidad familiar nos hace mucho más vulnerables a los deseos de lo sobrenatural.

Poltergeist, Juegos Diabólicos fue rodada en 3D, lo que ayuda a intensificar el terror y las emociones. (“¡Uy qué padre!” En tono irónico) “La ‘Poltergeist’ original capturó una propuesta estimulante, mágica, muy estilizada, casi teatral, de lo sobrenatural, pero no es la manera en la que estoy contando esta historia”, comenta Kenan. “Para mí era importante conectar el material con un juego de herramientas más siniestro que se deshace de la teatralidad y encuentra algo que es más básico, sombrío y aterrador”.

Javier Aguirresarobe, ASC, cinefotógrafo reconocido a escala mundial, y que ha trabajado en “The Twilight Saga” y “The Others”, está familiarizado con el concepto de capturar el fenómeno sobrenatural de una manera fantástica, pero realista. “La apariencia en este filme es de fantasía, pero se desarrolla en un ambiente natural, lo que lo hace más aterrador”, comenta. “El único encuadre de referencia con respecto a la película original es una escena donde Maddy se conecta con el otro mundo a través de la televisión. –¡Ajá! Ahí es donde yo entraba en shock de la impresión de ver que secuestraban a la niña tras la estática en la TV–. Mi escena favorita de rodar fue ésta porque técnicamente fue muy desafiante. Queríamos evitar efectos visuales tanto como nos fuera posible, y rodar de una manera práctica”.

PoltergeistInt2

Ahora, dicen, dicen los realizadores de Poltergeist que experimentaron varios incidentes inexplicables durante la realización de la película.

Sam Raimi explica: “El gran campo abierto que está justo detrás de la casa nos provocó algo de dolor. A Gil le llamó la atención este campo porque era la única zona virgen de la colonia, así que realmente sobresalía. Sin embargo, ese espacio abierto parecía interferir con nuestros micrófonos radiales en el set, con las transmisiones de los teléfonos celulares personales y con las señales entre las cámaras drone y sus operadores. El drone trabajaba perfectamente en cualquier otro lado, pero chocaba cuando intentaba volar sobre esta área. Fue un sentimiento desconcertante, en el mejor de los casos”.

Después había poltergeists (espíritus) en el set que plagaron la producción. Para lidiar con los visitantes no deseados, los realizadores le llamaron a Brenda Rose, una vidente ubicada en Cleveland, que se conecta con lo paranormal. Rose utiliza una serie de técnicas para detectar y purificar un lugar de espíritus no queridos. “Ayudo a la gente a conducir sus vidas de la manera más eficiente, por medio de lecturas reveladoras, y eso se puede hacer de muchas maneras, desde tarjetas de numerología a la energía personal”, comenta. “Cómo se dan a conocer los espíritus cambia de espíritu a espíritu; en ocasiones es algo que ves por el rabillo del ojo, otras veces es algo que en realidad está intentando llamar tu atención. Cuando estoy en una sesión, y abierta al intercambio espiritual, pueden venir de un lado o del otro. Va desde el caos organizado al caos simple, muy parecido a como lo experimenta la familia en la película”.

Al hacer un vínculo directo con Poltergeist, Juegos Diabólicos, Rose indica que, “usualmente cuando los espíritus se pierden, necesitan un poco de guía para encontrar el camino de regreso a su destino final. Estos no son unos cuantos espíritus irritados con los que estamos lidiando…”.

Después de esto, menos voy a verla, así sea el mismísimo Brad Pitt que pase por mí para llevarme al cine. Aunque también reconozco que algo de nostalgia me invade de recordar que a esa edad, mi mayor problema era tener pesadillas con el dichoso árbol diabólico, que pensaba era el mismo que veía por mi ventana. ¡Ternurita! En fin, conclusión, no voy, no voy, no voy.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks