The Guilty Code

#RDP Shanghai, Kas, Tulsa, Groenlandia

agosto 13, 2015 Recomendamos, Slider Two, Viajes
Coyunturas que son noticiosas han provisto a estos destinos de protagonismo, que han sabido aprovechar su resonancia mundial haciéndose edenes para el viajero de nuestros días.

Por @TheGuiltyCode

Shanghái, China
Mientras el panorama económico mundial tiene en el sube y baja a China, Shnghai busca revertir por completo la fama que tienen sus museos: que lucen impresionantes en el exterior, pero que en su interior el arte no vale el precio del boleto. De ahí la ambiciosa apertura de varios museos privados con propuestas de curaduría que igualan el valor de las hermosas fachadas. En marzo de 2014, los coleccionistas Liu Yigian y Wang Wei, conocidos por sus escandalosas adquisiciones de arte en subastas, abrieron el Long Museum, West Bund, sucedido dos meses después por el Yuz Museum, que montó instalaciones de arte en un hangar del aeropuerto remodelado por el arquitecto japonés Sou Fujimoto. En noviembre llegó otro: el 21st Century Minsheng Art Museum, en el otrora pabellón francés de la World Expo celebrada en 2010. Además de ser una de los metrópolis asiáticas más efervescentes de la actualidad, ahora Shanghai comienza a proponerse como epicentro del arte, y sabemos que los chinos por lo regular cuando se proponen algo, lo consiguen.

Shanghai

Kas, Turquía
Dicen por ahí: la desgracia de unos es la felicidad de otros. Pues el desastre económico en Grecia está favoreciendo a este balneario mediterráneo en Turquía. Los precios permanecen altos en las islas helénicas, que cada vez tienen menos que ofrecer para los turistas que repelen los hoteles all inclusive. Por eso es tiempo de viajar a la vecina costa mediterránea turca y, en especial, a su gema: Kas. Mientras que el pueblo aledaño de Kalkan se ha convertido en víctima de las hordas de turistas británicos superreventados (muchos restaurantes de Kalkan sirven gastronomía totalmente inglesa), la antigua villa pesquera de Kas permanece relativamente intacta. Reconocida como un paraíso para los buzos, la ciudad cuenta con una sensibilidad hippie, debida en parte al número de bares de jazz. Los visitantes interesados en el pasado pueden usar Kas como base para visitar las ciudades licias aledañas de Patara y Xanthos.

Turquia

Tulsa, Oklahoma
El otrora hogar de Chandler Bing (sí, del que se hizo mofa en la serie Friends al ser comparado con Nueva York) hoy se sacude su aburrido pasado para exigir protagonismo. Y es que para beneficio de los buscadores de nuevos destinos, su centro histórico art decó recibió un muy necesario impulso financiero, que dio vida a dos grandes museos que se fundaron en el Brady Arts District en 2013 y otro —el OkPop Museum—, dedicado al lugar que Oklahoma ocupa dentro de la cultura pop. A finales de 2014 inició la creación de uno de los proyectos de parques públicos más grandes del país, un espacio verde con un costo de 350 millones de dólares que será completado en fases durante los siguientes dos años a lo largo de la línea del Arkansas River, diseñado por los arquitectos que estuvieron detrás de la construcción del Brooklyn Bridge Park.

TulsaOklahoma

Groenlandia
Irónico que el cambio climático le este dando protagonismo viajero a esta tierra que quedaba desolada por sus crueles inviernos. La mayoría de los viajeros llegan a Groenlandia con la idea de conocer los icebergs, hacer tours para ver ballenas o glaciares, pero las aventuras por tierra (más allá de los trineos tirados por perros) se están convirtiendo en un gran atractivo del país. Al sur de Groenlandia se pueden ver muchas granjas asentadas entre los fiordos, donde el cambio climático ha alargado la temporada de cosecha e impulsado el interés en la nueva cocina local. Los excursionistas pueden caminar por senderos entre las granjas cerca de Qaqortoq y Narsarsuaq en busca de hostales con camas rústicas y una cocina poco habitual para el común denominador del turista, con platillos como piel de ballena con hierba angélica china, ajo y pepinillos con romero. Una granja, la Ipiutaq Guest House, ganó hace muy poco la primera concesión en Groenlandia para el acceso exclusivo a una pesquería de trucha alpina de clase mundial. Pesca cualquier pez de la zona y llévaselo al chef francés Agathe Devisme, que con gustó lo preparará con hierbas silvestres recolectadas de su huerto.

Groenlandia

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks