The Guilty Code
Las ultimas

Rubén Espinosa: Luto Nacional

agosto 3, 2015 Opinion
Por Gabriel Bauducco (@gabrielbauducco) / Fotos de la marcha: Rubén Espinosa Becerril*

Está claro que México vive tiempos violentos. Muy violentos. Tanto que diversos medios de comunicación se han puesto a la tarea de comparar la cantidad de muertos en los primeros dos años de gobiernos de Enrique Peña Nieto contra los del mismo período del pasado presidente, Felipe Calderón. El otro día escuché a alguien que decía que “Peña sale perdiendo”, en alusión a que la cifra de muertos es mayor en la gestión actual. Decenas de miles. Error: perdemos todos. Esto no es un juego.

Hay algunas especulaciones sobre si se trata de un tecnicismo en la medición: en el gobierno de Calderón había menos porque los casos no eran reportados mientras que la legalidad instaurada en el retorno priista hace que la cifra suba. No la de muertos, sino la de averiguaciones por homicidio. Vaya, es difícil de creer que así sea, teniendo en cuenta que los índices de impunidad y de bajísima efectividad en la procuración de justicia siguen siendo escandalosos.

PeriodistasAsesinados3

Lo que sí está claro es que antes y ahora, México está sacando su costado más violento, más feroz, más salvaje; desde el crimen organizado y sus ejecuciones hasta los peatones y los ciclistas, pasando por el pervertido poder de algunos funcionarios. Ustedes lo habrán visto en las calles, en el tránsito, en las redes sociales y en las noticias: cada vez somos menos tolerantes.

Hay un rubro particular en el que eso se hace evidente: el asesinato de periodistas. Y no es que me preocupe de manera especial porque soy periodista. Me preocupa porque los periodistas asesinados implican la participación de fuentes de mucho poder actuando para callarlos. Y ese poder algunas veces viene del narcotráfico, sí, pero otras sale de las oficinas del poder institucional.

PeriodistasAsesinados2

Este fin de semana, el fotoreportero Rubén Espinosa apareció muerto en la Ciudad de México. “Espinosa Becerril no quería que hubiera un periodista número 13 asesinado en Veracruz y por eso abandonó ese estado el 9 de junio y huyó al Distrito Federal: salió huyendo de la entidad gobernada por el priísta Javier Duarte de Ochoa, a quien señaló de ser el autor de los acosos y amenazas que estaba recibiendo”, publicó el portal Sinembargo.com

Sí, 17 periodistas asesinados sólo en el estado de Veracruz desde el año 2000, según documentó la organización de protección a los derechos de libertad de expresión Article 19. Y también 37 casos de comunicadores desplazados por asuntos de amenazas. “Que un periodista decida desplazarse de la entidad donde labora para resguardar su integridad es un indicador de que no existen garantías para ejercer la libertad de expresión, así como de la falta de cumplimiento de protección en materia de derechos humanos”, dijo Darío Ramírez, director general de Article 19 Oficina para México y Centroamérica.

MarchaRuben

Eso en ese rincón del país, pero en el norte las cosas no están mejor.

La realidad, es que cuando un periodista es asesinado por ejercer su trabajo, por cuestionar el poder y por contar lo que otros quieren ocultar, el daño es ejercido no sólo contra esa persona y quienes la llorarán, sino contra una sociedad entera a merced de los más truculentos mecanismos amedrentamiento y de sumisión.

*Un grupo de fotógrafos promovió que todas las imágenes tomadas durante la marcha de protesta por el asesinato de Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres sea firmado a Rubén Espinosa a manera de homenaje. Nos unimos al movimiento.

MarchaRuben2

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks