The Guilty Code

San Pedro Cholula, un Fin de Semana con el Quinteto del Volcán

abril 26, 2016 Pride, Slider One, Slider Two, Viajes
Esta pintoresca localidad ofrece tranquilidad, excelente comida y sesiones de buen jazz. A escasos kilómetros de la Ciudad de México, este pueblo mágico es un destino perfecto para cambiar de aires y disfrutar un agradable fin de semana ya sea solo, en pareja o en familia.

Por Viko Lukániko (@gallolukaniko)

Nada mejor que levantarte en otra ciudad, respirar otro ambiente. El café sabe mejor, el sol te quema suavemente. Con el pretexto de escuchar una banda en el Festival Jazzatlán 2016 en San Pedro Cholula, decidí abandonar la capital y unirme al clan de los viajeros sin mucho itinerario. En esta ocasión, experimenté con la aplicación Bla Bla Car, donde sin problema alguno encontré un chofer ofreciendo un espacio en su coche con trayectoria al estado de Puebla.

No sería nada nuevo compartirles el grato sabor de romper la rutina; mirar el paisaje cambiar de torres de concreto a pinos y verdes campos. Raymundo, el dueño del automóvil, llenó su vehículo con otros tres individuos. Gracias a su decisión, el viaje se convirtió en un momento de charla y encuentro, un instante agradable que duró lo suficiente para aligerar nuestro paso hasta San Pedro Cholula.

Café en el Club de los Ángeles
No puedo iniciar mi historia sin café, doble carga. El primer acto se llevó a cabo en la azotea del Hotel Estrella de Belén, donde nos recibieron con una taza de café recién hecho, una canasta de pan dulce, fruta y yogurt con granola y amaranto.

CholulaCafeEstrella2

Al disfrutar cada mordisco de fruta, sorber ese negro café para limpiar la confusión del alma, uno va cayendo en cuenta del privilegiado lugar; la vista inmejorable del monte que sostiene al Santuario de la Virgen de los Remedios de Cholula, el espectáculo histórico de cómo la religión se somete a sí misma con templos más altos.

Pero en mi caso, tal pensamiento era innecesario. Tanta era mi paz interior, que ese tipo de razonamientos resultaba del todo inverosímil. Mi hermosa compañía parecía disfrutar al doble el desayuno, y más porque en pocos minutos entraría a un cuarto para recibir una sesión de masaje y un tratamiento facial, terapias ejercidas por manos expertas en la curación corporal. Como peregrinos, no cabía la menor duda que estábamos en el lugar perfecto de nuestra pequeña escapada.

CholulaCafeEstrella

Descansar en Hotel Xoxula
Mi gran preocupación de dónde descansar y recibir la noche se solucionó con mi recepción en el Hotel Boutique Xoxula. Su pared color azul, en un juego por mimetizar el tono celeste, me reconfortó de inmediato.

Al entrar te encuentras con un pequeño patio que en su sencillez guarda una atmósfera pacífica, un estado que anhelaba para mi descanso. Su estilo clásico estaba en completo balance con los acabados y decoración, honrando la historia del pueblo pero sin perder su realidad en el presente.

CholulaHotelXoxula

Las habitaciones son mi lugar favorito. No soy alguien que guste sacrificar un viaje por estar bajo las sábanas, pero sí que agradezco un buen colchón y un espacio que me cuide en las etapas de cansancio.

Las habitaciones de Xoxula cumplen a la perfección mi deseo. Amplias y de buen gusto. Debo agregar que además las considero perfectas para hospedar un grupo tipo familia, pues su alto techo abre el espacio para dos pisos, cada uno con su cama y una televisión para el entretenimiento. Qué más puedo decir, simple y sencillamente un grato lugar para el descanso del alma. Al despertar, te espera en el comedor un desayuno amable para despertar el ánimo. No se pueden perder su mermelada de guayaba untada en una rebanada de pan, su sencillez te impone.

CholulaHotelXoxula2

Mi pretexto se llama Jazz
Finalmente queda decir que, si bien no soy fan del turismo religioso, el pueblo guarda una grata calidez. Gente amable en su trato, ofreciendo pulque y chapulines, fueron de mi toda gracia mientras caminaba por el atardecer poblano.

Pero debía terminar con broche de oro, y para ello debía cumplir mi malévolo plan. Me dirigí sin titubeos al recinto Jazzatlán Jazz Club & Brewpub, donde el escenario sería tomado por expertos musicales. El lugar se encuentra ubicado a escasas cuadras del centro histórico del pueblo, no obstante, se aleja lo suficiente del bullicioso turismo convencional. Es un lugar que debes localizar, que te obliga una mínima búsqueda.

Al entrar al recinto, me descubrí en un espacio íntimo con algunas mesas dirigidas al escenario principal. Al fondo se esconde un laboratorio de cerveza artesanal, donde un alquimista de la malta cocina las bebidas de la casa.

CholulaJazz

Abordé la carta en busca del catálogo de bebidas, y me sorprendí al encontrar un Big Band de eminencias en la música. De pronto, se encendió la atmósfera con Marcelo Laro Quintet, luciendo en cada nota la máxima que sólo se logra en la libre creación que permite el jazz.

Por un momento dejé todo de lado, mi cámara, mi cerveza. Se suspendió el tiempo y permití por un instante que la música fuera mi vehículo terrenal. Cada canción pronunciaba un discurso muy profundo, uno que en veces te obliga a levantarte sin razón aparente, otras a cerrar los ojos e imaginar una tabla de partituras multicolor e interactiva.

Es posible que para ese momento el Popocatépetl ya estuviese escupiendo sus cenizas sobre el pueblo. Pero igual en ese punto tampoco importó; uno de pronto se inserta en imágenes perfectas sin saberlo. Estaba ella, las cenizas sobre el templo, el jazz del quinteto esmerado en iluminar una noche de luna en San Pedro Cholula.

Dónde dormir:
Hotel Boutique Xoxula
Dirección: Calle 2 Oriente 403
Teléfono:01 222 889 0316

CholulaTalavera

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks