The Guilty Code

Tenemos que hablar de Sabor es Polanco 2016

Ya lo sabemos, la gastronomía es uno de los máximos placeres y Sabor es Polanco nos hizo reafirmarlo una vez más, una experiencia que raya en lo sensual y que este año volvió a superar las expectativas.

Por Esteffanía Albarrán

El festival gourmet, Sabor es Polanco, es un gusto gozoso y culposo que, sin duda, nadie debe perderse. Este año, en su tercera edición, tuvo como invitado al estado de Yucatán y, ¡vaya!, hasta el mismísimo Virgilio accedería a quedarse en el tercer círculo del infierno por venir a este lugar, que se ufana (y con toda razón), de reunir a la más alta calidad y prestigio gastronómico.

Sabor es Polanco reúne a más de 50 prestigiosos restaurantes de comida mexicana, oriental, latina, francesa, española, fusión, de autor y más; así como también a las más exquisitas mezcalerías, cervezas artesanales, pastelerías, bodegas de vino y los mejores embutidos; sin duda la mejor oferta gastronómica en un solo lugar.

Desde que se arriba al Campo Marte, se percibe una irresistible atmósfera que induce a dejarte seducir por completo, los aromas se conjugan con la alegría que impera de ver, oler y degustar tan sensuales platillos y elixires que hacen un maridaje perfecto.

Entre lo más destacado podemos mencionar entradas como la empanada de bacalao con salsa pique de El Puntua:, ensaladas con mariscos de Cabrera 7; la pizza de alcachofa de Alekzander; sopas tan sensuales como la de tomate en Gogó y Lola, o la infaltable de lima (haciéndole honor al estado invitado) del mismísimo restaurante Kinich; cremas y mariscos. No te podías negar a la concupiscencia de un carpaccio con albahaca o de un risotto con pistacho de L’Ostería del Becco; carnes de temporada como las de Ibérico Collection, donde el jamón de bellota es para darle gracias al creador (o sea, al porcicultor); postres como el flan de cajeta que te hacía ojitos después de probar los frijoles con veneno de La Piedra, y también por supuesto había muchas opciones veganas, que con cada bocadillo te llevaban a un rincón del mismísimo cielo.

sabor-es-polanco-2016-la-piedra-the-guilty-code

Pero sin duda esa petite mort no llegaría tan solo con la comida; bebidas solas y preparadas, como las margaritas de mezcal con maracuyá, o de tequila con coco, o bien una infaltable cerveza artesanal para refrescar, como las de Fiebre de Malta, Tempus y Reina (muy necesarias con ese implacable pero muy agradable sol que nos acompañó), se conjugaban de una manera perfecta con los elixires de Baco, que Tierra Dentro, Casalbor, Tinto Mx, La Europea, se encargaron de poner muy en alto su nombre; así como el de la diosa Mayahuel con Mezcal Oro de Oaxaca, Mezcal de Leyenda, Los siete misterios. Y para los no bebedores también encontrabas diversas opciones, como la interesante y muy refrescante agua de maíz con coco de El Grillo, la infaltable mineral francesa Perrier y la italiana San Pellegrino en sus diversas presentaciones y sabores; o bien las tisanas frutales e infusiones herbales. También champán Taittinger dio un toque burbujeante y sofisticado al fin de semana.

sabor-es-polanco-2016-taittinger-the-guilty-code

El chef Sergio Olvera Sánchez de Puerto Madero (Bosques de las Lomas) reafirmó el nuevo éxito de esta edición 2016 de Sabor es Polanco: “Realizamos 5,900 porciones de degustación, para todo el fin de semana y antes de que finalizara el primer día se nos terminaron. Fue una muy grata sorpresa que habla de lo importante que se está volviendo este festival, y la gran aceptación del público. Tuvimos que trabajar a marchas forzadas pero ha sido un gusto que la gente visite Sabor es Polanco y Puerto Madero en específico”.

sabor-es-polanco-2016-puerto-madero-the-guilty-code

Entre catas de champán, vinos y tés, también se contó con una cata de aceite de olivo del Cielo, impartida por el chef Jesús Gibaja, un aceite 100% mexicano y que cuenta con el aval de la Sociedad Mexicana de Cardiología.

Para hacer aún más festivo el lugar se llevó a cabo el pisado de uvas, a la vieja usanza de la vendimia en un tradicional lagar de madera y con música en vivo, que te podía recordar una tarantella y transportarte a otro lugar con esa aroma que el mosto suele desprender, tras dicha danza y tradición.

sabor-es-polanco-uvas-the-guilty-code

Y son muchas las personalidades del mundo de la gastronomía con las que puedes coincidir en Sabor es Polanco. Charlamos con el chef Jorge Udelman, de Órale Arepa, que visitó el festival y ya planea sumarse para la edición del siguiente año. En Mar del Zur con el chef Lalo Palazuelos degustamos un delicioso pulpo a las brasas.

Pero sin duda, el gran acontecimiento este año de Sabor es Polanco fue la distinción a tres chefs que ponen en alto el nombre de México, y que con apoyo de la Secretaria de Turismo y del Consejo de Promoción Turística de México, se les otorgó un premio: Carlos Gaytán, Roberto Ruiz y Paco Méndez, los tres poseedores de una estrella Michelin.

Enhorabuena por esta nueva edición de Sabor es Polanco y a contar los días para la llegada de la siguiente edición. Una cita imperdible.

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks