The Guilty Code

Trabajo en equipo: ¿Buena estrategia?

agosto 5, 2015 Opinion
Por Jorge Eduardo Morales (@Jorge_E_)

En el caso del séptimo arte, no solamente son las razones románticas de amistad, convivencia y lealtad, las que llevan a planear cintas con varios protagonistas, sino que al tener más personajes que encabezan la trama, hay más posibilidad de que el público encuentre algún personaje con quién identificarse y, por tanto, la cinta resulte en mejores resultados de venta.

El tema viene a colación porque esta semana se estrena en cine uno de los conjuntos de superhéroes clásicos de los cómics y la televisión: Los 4 fantásticos, en su nueva versión, distinta a la de hace algún tiempo, diez años después. Aquí el equipo lo forma un grupo de entusiastas colegas buscando nuevos alcances para la ciencia y que comparten el mismo destino al recibir increíbles poderes. Así que empezamos la historia de cero. Esta nueva entrega del universo Marvel (del que ya hablé hace unas semanas) tiene como protagonistas a Miles Teller, Kate Mara, Jamie Bell y Toby Kebbell como los bien conocidos Reed (Mr. Fantastic), Susan (La Mujer Invisible), Johnny (La Antorcha Humana) y Ben (La Mole). Esta versión promete mucha más acción que su predecesora, así como efectos especiales de última generación que casi hacen que la anterior dé ternurita. La historia también es distinta, así que es una buena refrescada a la historia. Seguramente, este fin de semana las salas se van a llenar para ver esta que, si no me equivoco, es el último gran estreno del verano, para dar paso a otro tipo de cintas –dramas, documentales y candidatas al Óscar– una vez que nos vamos acercando al fin de año. Por cierto, durante la proyección de Los 4 fantásticos, podrás ver el primer tráiler de la tan esperada película del antihéroe Marvel: Deadpool, un personaje que dará un vuelco a los clásicos superhéroes de esa compañía.

Ya que ando en este tema de los equipos, me estoy acordando de varias cintas cuyo éxito se ha basado en haberlas hechas así. De hace muchos años, recuerdo –por supuesto– la inolvidable Los Goonies, esa historia fantástica con los pequeños pubertos descubriendo un mapa de tesoro, personajes extraños y aventuras que todos queríamos vivir. Un clásico del cine de los ochenta que es mejor recordar a la distancia, porque si la vuelves a ver, seguro dices: “¿Y yo me emocionaba con esto?”. Así que, como los viejos amores, mejor que se queden como un buen recuerdo.

Si de buenos equipos hablamos, yo me acuerdo muy bien que la trama del gran golpe de The italian job, me tenía en el filo de la butaca. Esa película donde se mostraban los recién resucitados MINIS circulando en pequeñas callecitas, puentes, escaleras y hasta en los andenes del metro, todos conducidos por un efectivo grupo encabezado por Mark Wahlberg y Charlize Theron, fue una resultado de trabajo en equipo muy fructífero.

Otro equipo inolvidable e icónico es, por supuesto, la Comunidad del Anillo: Frodo, Sam (actor a quien vimos por primera vez en Los goonies), Gandalf, Aragorn, Legolas, Gimli, Merry, Pippin y Boromir dieron vida al grupo que J.R.R. Tolkien visualizó en su universo de la Tierra Media. La trilogía del Señor de los Anillos tenía que estar en este recuento.

Un equipo más de delincuentes que todos amamos fue el encabezado por Leonardo DiCaprio en Inception. Desde Ellen Page, Tom Hardy (ahí sí le vemos la cara, no como su Bane en The Dark Knight Rises), Joseph Gordon-Levitt y Ken Watanabe, este equipo puso a trabajar nuestra ardilla de la cabeza para entender la historia que destacó por su originalidad. Los efectos especiales ayudaron mucho a que esta película se quedara entre las nuevas favoritas del cine de ciencia ficción. Está en mi top de preferidas. Bonus: su soundtrack es espectacular.

Ahora que si de familias colaborativas hablamos, ahí están Los Increíbles, la familia de superhéroes. Pero, yéndonos mucho más atrás (¡hasta 1965!), quiero recordar a otra familia muy diferente: la familia Von Trapp que en The Sound of Music (La novicia rebelde) formaron un conjunto vocal en plena invasión nazi a Austria. Esta historia basada en hechos reales y protagonizada en cine por Julie Andrews y Christopher Plummer, es uno de los musicales más famosos de todos los tiempos. Por cierto, la escena inicial de la película es otro popular meme que circula por las redes.

Para variar, ya se me acabó el espacio y todavía tengo equipos memorables. ¿Qué tal el gran grupo de juguetes de Toy Story que, tristemente, se redujo muchísimo de la primera a la tercera entrega? ¿O qué tal los 300 liderados por Gerard Butler en esta cinta del mismo nombre cargada de testosterona? Y, por más que lo quiera evitar, no puedo dejar de hablar –otra vez, sí– de Marvel: Avengers, X-Men y Los Guardianes de la Galaxia son más ejemplos de buenas mancuernas. También, ni modo de no hablar de los 11, 12 y 13 de “Ocean” Clooney. Y, en cuanto a familias, ahí están los deschavetados Adams, los ancestrales Picapiedra, los pelirrojos Weasley, los chupasangre Cullen…

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks