The Guilty Code

Un Viaje Histórico por el Arte de la Moda en México

mayo 5, 2016 Opinion, Slider One

Por Kitzia Nin Poniatowska (@Kitzia_Nin)

Recuerdo cuando Ana Elena –para los cuates Madame M– me llamó hace unos años para preguntarme si tenía material o archivos de los 17 años que trabajé en El Palacio de Hierro. Lamentablemente y honorablemente, como corresponde, los archivos eran propiedad de la empresa, yo no me quedé ni con un alfiler de recuerdo. Todo el acervo del trabajo, testimonio y constancia de un equipo maravilloso que tuvo la oportunidad de coincidir en ese momento fue literalmente tirado a la basura. ¡No quedó nada!

¡Rien de rien!
El primer reto de lograr esta exposición fue que al principio no se encontraban prendas de los diseñadores y, si las había, los dueños estaban renuentes a prestarlas. Como en el caso de Silvia Pinal y su vestido de Tao Itzo, que finalmente resultó ser una de las piezas eje de la presente exposición.

Ana Elena, Madame M, refiere que esta es, literal, su proyecto de vida. Caray, a los 45 años lograrlo, what’s next?, this girl is on fire. La inquietud inició desde el 2000 cuando Ana Elena trabajaba en el Museo Carrillo Gil. Ahí montó una exposición llamada “Boutique” en la cual reunió a los diseñadores de entonces.

MadameMallet

Diez años después tendría su primer acercamiento con Fomento Cultural Banamex y con su directora Cándida Fernández, y para el 2012 realizó un primer proyecto trabajando en conjunto con Juan Coronel, pero en torno a la plata. En el 2013, el proyecto sigue adelante y se incorpora el concepto de diseño de indumentaria.

Viento en popa
Poco a poco empezaron a aparecer diseños, prendas y testimonios, como los de Lupita Aguilar y Anna Fusoni, quien ha dedicado su vida a promover, apoyar y a fomentar la industria y el diseño de moda de nuestro país. Finalmente se registraron cerca de 1500 prendas y piezas: “Es una exposición representativa, pero no exhaustiva”, aclara Mallet.

El resultado de lo que ustedes podrán apreciar son 225 maniquíes, pero aclaro que ni el MET de Nueva York ha emprendido algo tan osado. Se requiere de una complejidad en la investigación así como en el detalle, que tardó mes y medio nada más en el montaje que reúne 400 piezas procedentes de diferentes colecciones. Incluye piezas del Museo Textil de Nuevo México donadas hace años por Lord Donald Cowdry (The American British Cowdry Hospital ABC), de Daniel Blaisten, Marcos y Vicky Micha, Diana Bracho, Rodrigo Flores, el vestido de novia de Rosalinda Peñafiel, de Tao Itzo; Raquel Bessudo, vestido de Gene Matouk; Elia Harfuch, de Armando Mafud; Kena Moreno, de Enrique Martínez; Ana Margara Rodríguez, de Manuel Méndez, y Edoardo Rocha.

ModaIndumentaria1

ModaIndumentaria2

Y hablando de Rodrigo Flores, todos los sombreros de la expo, así como cinco de los siete de Balenciaga, son de su colección, que inició un domingo hace más de 30 años en el mercado de la Lagunilla, cuando un sombrero de Palou llamó su atención. El resto es historia.

Sin duda, Ana Elena, cuya especialidad es mobiliario y artes decorativas, demuestra, que quien es verde, es gallo en cualquier parte. Con esto, madame Mallet se consolida como el referente de la moda en México: “Deseo y anhelo más que nada que a partir de ahora la moda se integre a la sección académica de los museos”.

Profeta, visionaria o coincidencia: Balenciaga en el MAM, Beatriz Russek en el Franz Mayer y Carla Fernández en Fundación Jumex. ¿Así o más bonito?

Bravo, Madame, como diría Pigüi: ¡estás brutal! Chapeau, un abrazo con todo mi cariño y mi admiración.

ModaIndumentaria3

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks