The Guilty Code

Una madre y cuatro hijas feroces

mayo 22, 2016 Opinion
Hay una frase muy citada cada mes de mayo, con ella, se hace referencia a que nada, ni nadie puede superar a una madre; su amor, su dedicación y aun su sacrificio la hacen única para sus hijos.

Por Amalia Mejía (@Picho143)

¡Nadie cambiaría a su madre por otra madre! O sea: ¡Madre sólo hay una! Esa frase nos la han ¡tatuado!¿cómo contradecirla? Bueno pues hace unos días conocí a cuatro mujeres que tal vez podrían utilizar esta frase, pero por razones diferentes a las que conllevan ternura, y decir: ¡Gracias a Dios que madre sólo hay una, porque si hubiesen sido dos como esta, estaríamos muertas!

Es en la obra Feroces en donde encontrarás a estas cuatro hijas, quienes se han dado cita en la casa materna para encontrar el testamento y asistir al entierro de su madre. Ahí están ahora, frente a frente, antes de descubrir lo que les ha dejado (materialmente hablando), ya están ahí, con la herencia a cuestas, su madre ha marcado su presente, son la consecuencia y creación de quien les dio la vida, sus personalidades han sido determinadas por su pasado: juegos crueles, castigos, frases sarcásticas… Todos esos recuerdos son su verdadera herencia. ¿Qué harán con ella, destruirse una a la otra? Después de todo, las enseñaron a ser exitosas, invencibles e insensibles.

¿Pues qué no todo lo que las madres hacen es por nuestro bien?

Cansadas de la búsqueda del testamento, deciden que la herencia de bienes materiales irá a parar a manos de aquella que demuestre que ha sufrido más. ¿Quién podrá demostrar ahora fragilidad? ¿Quién podrá conmoverse por el dolor de otra?

Cuatro grandes actrices en escena: Mónica Dionne, medida, precisa, siempre certera; Maya Zapata, nadie en este país puede negar su talento, pero yo hoy le aplaudo la valentía de probar cosas diferentes, de hacerle honor a Stanislavsky dejando que el “sí mágico” la llevara a un puerto muy diferente a los que había arribado antes; Zuria Vega, siempre los críticos la miramos con doble lupa, buscándole algo que nos haga decirle: “tu lugar está en la tv”, pero siempre acaba convenciéndonos de que por mérito propio, también tiene un lugar en el teatro, y que nadie se lo va a arrebatar; y cerrando el cuarteto Sonia Franco, ya con larga experiencia en los escenarios y a quien siempre la vemos entregando todo sin reserva. (Cuando vean su nombre en cartelera, no se la pierdan)

Feroces2

Ve a verla con la valentía que requiere el teatro, ese, que no sólo es para entretenerte, sino el que te invita a confrontar tu propia historia…

¿Tu madre es inmaculada, o querrías “incinerar” alguna parte de ella?
Sea cual sea la respuesta, es una obra que no te puedes perder, además ya quedan pocas semanas, así que corre al Teatro Milán.

Feroces1

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks