The Guilty Code

We Always have Broadway

agosto 7, 2015 Opinion
Por Amalia Mejía (@picho143)

“Llévenme hasta Manhattan, llévenme a Nueva York, no hay imagen más celestial de San Patricio su catedral”, así suena una canción de la versión en español del musical “Anything goes” nunca he podido olvidar esas frases, aunque vi la obra siendo una niña, je je. La interpretaba la maravillosa Rocío Banquells, desde entonces, la canto siempre, porque siempre quiero ir a Manhattan (bueno en invierno lo pienso un poco). Indudablemente hay otros destinos espectaculares y los disfruto también, pero Manhattan… ¡Vámonos mañana!: “Pero es una ciudad sucia, contaminada y peligrosa, -me podrán argumentar- ” y yo, sin que eso importe, les aseguro que tengo ¡una maleta siempre lista para salir!

¿Qué tiene Manhattan que no tenga otra ciudad? No es la belleza del Chrysler Building, el Empire State, las galerías de Soho, la fiesta del Greenwich Village o el romántico Central Park y sus maravillosos museos, pues ante esto me podrían decir que, hay muchos otros lugares en el mundo que podrían competir exitosamente. Es algo más, algo que en verdad no encontrarás en otro lugar de este continente y eso especial, se llama: ¡Broadway! Para muchos teatreros el escuchar esa palabra nos obliga a quitarnos el sombrero, o cualquier acción o sentimiento que represente el mayor respeto y admiración. Broadway no es sólo un lugar geográfico es un objetivo de excelencia a gozar y a alcanzar.

Broadway

No es San Patricio lo que me hace sentir la gloria sino ¡Times Square!, donde sus espectaculares y marquesinas se te vienen encima, y al centro, una pequeña edificación que sólo dice “tickets”; no importa la larga fila, o el clima, la gente está dispuesta a formarse por horas, antes de que ese lugar de cristal abra, con tal de obtener entradas con descuento (por supuesto eso me incluye). Compras boleto con anticipación de las obras que no te quieres perder, pero cómo no sucumbir también a las matinées, ¡hay que asistir a cuantas obras sean posibles!. ¡El tiempo en Broadway se va en un abrir y cerrar de telones, y no de ojos!

Además no sólo la espera ya mencionada es el único sacrificio que los teatreros de corazón estamos dispuestos a sufrir, para paradójicamente, gozar de Broadway: ¡También puedes conseguir lugar para ver algunas funciones de pie!. Total, si seguro el aplauso final será una standing ovation qué más da estar de pie dos horas antes. Puedes participar en rifas para obtener descuento y ocupar las primeras dos filas. Y hasta, formarte afuera del teatro y cruzar los dedos para que haya cancelaciones de último momento y surjan lugares disponibles, aunque esto implique sentarte alejado de tu acompañante. O ¡peor aún! que tu acompañante te espere afuera. Suena de locos ¿no?. Pues sí, yo acepté públicamente hace unas semanas, en esta columna, que los teatreros estamos locos, y pobres jeje, ¡no hay dinero que alcance para nosotros en ese lugar!

Muchos pensarán que la locura está en el hecho mismo de que nos gusten los musicales, ese “extraño” género teatral que permite ver a gente cantar segundos antes de ¡lanzarse de un puente! Bueno, pues ese lugar comprueba que los orates no somos pocos.

He aquí datos que te darán una idea muy clara: Hay en Manhattan 40 teatros profesionales con promedio de 500 butacas y que declaran ganancias en conjunto de alrededor de 1020 millones de dólares al año. De esta audiencia el 70% son turistas. El promedio de obras vistas por asistente es de 4; y sólo el 5% ve más de 15 obras en cada visita, pero esa audiencia representa el 35% de las ganancias ¡en taquilla! Ya podrás darte una idea del grado de fervor y de las miles de personas felices con quienes te cruzas en todo momento, pues al año suman 8.52 millones de entradas.

¡Hey, sigo esperando la invitación! ¡Llévenme hasta Manhattan!

Gracias a ya “saben quién” el dólar está cada vez “más cerca” de Benito Juárez y más lejos de mí, por tal razón, tal vez ahora mis visitas sean más distantes. Me consuelo porque no soy la única aquí en México que perennemente anhela Broadway, tanto, que gente talentosa se ha traído un pedazo del corazón de la gran manzana a los escenarios de México; la tradición de los musicales en este país empezó hace mucho, ha habido héroes en esa encomienda como Don Manolo Fábregas, Julissa, y por supuesto Morris Gilbert; y no sólo ellos, la lista sería enorme si yo agradeciera aunque fuera a una sola persona destacada en cada rubro que conforma este maravilloso mundo de los musicales.

Esta vez a quien le agradeceré que traiga a Broadway a nosotros es a Ana María Collado, a quien se le recuerda también como la productora de “Cantando bajo la lluvia” una obra que en 1995 nos sorprendió con una novedosa escenografía, original de Ariel Bianco en donde por primera vez vimos “lluvia real” en un escenario completo.

Pues como cada año, esta talentosa mujer nos presentará “Broadway por Amor” Espectáculo donde presentará los números musicales de obras ganadoras de los Tony awards (El premio más prestigiado al que se pueda aspirar en Broaway) y como cada año veremos a las estrellas del teatro musical en México interpretándolos: Mario Iván Martínez que además de ser gran actor es un excelente cantante y en su trayectoria tiene el haber protagonizado el musical “El beso de la mujer araña”, José Antonio López Tercero, con una lista interminable de éxitos respaldándolo, baste citar “Los Miserables”, también participará Laura Luz con larga carrera en los musicales, como “Sorpresas”;  veremos a Paola Gómez (“Mentiras”); compartiendo con Rogelio Suárez (“Hoy no me puedo levantar”) entre otros artistas más, no menos talentosos.

Y por supuesto que los quiero antojar, para ello les mencionaré algunas de las obras que aportarán sus números más representativos: “Kinky boots”, “Rent”, “Crazy for you”, “Cabaret”, “My fair lady”, “The King and I”, “Chorus line”, “Once”, “Hairspray” y muchas más.

Sólo dos presentaciones en el teatro Rafael Solana los días 11 y 18 de agosto. ¡Llévenme hasta Manhattan! ¡Llévenme a “Broadway por Amor” y ¡Llévenme a Broadway por amor… de Dios!!!

Captura de pantalla 2015-08-07 a las 07.22.56

The Guilty Code

Simple Share Buttons
Me declaro culpable de la belleza, moda, noticias, fashion y looks