5 mitos del fitness que te urge eliminar

Hacer ejercicio es una de las mejores modas de los tiempos modernos, pero ¿sabían que la mayoría de la gente le saca poco provecho por hacer caso a mitos? Aquí enlistamos algunos de los principales.

Vamos a corregir muchas malas percepciones sobre el fitness.

Por @TheGuiltyCode

Hacer ejercicio es una práctica que afortunadamente contagia cada vez a más personas, aunque en México el 56.4% de los habitantes es inmune a esta saludable epidemia. Para el resto, sus beneficios son numerosos y de sobra conocidos: te hace ver y sentir mejor, fortalece tu salud, genera sustancias en tu cerebro que favorecen la alegría y el buen humor, retrasa el envejecimiento, etc.

giphy-3

Pero el problema es que la mayoría de la gente que hace ejercicio no le saca el provecho que podría debido a mitos y malas prácticas que son abundantes en los gimnasios y centros de fitness. Por eso enumeramos cinco mitos muy fáciles de eliminar para que mejor tu rutina de ejercicio y obtengas mejores resultados, todos avalados por el entrenador certificado en Estados Unidos, Anthony J. Yeung.

Mitos-Fitness-2

1. Que las pesas son para hacer músculo y el cardio para perder peso
Una de las más populares en el mundo del fitness. No importa si intentas perder o ganar peso, levantar pesas ayuda a mejorar tu físico. La clave para perder grasa, por si no lo han escuchado, es su dieta, no el cardio. Si consumes más calorías de las que quemas, ganarás peso; si comes menos de las que quemas, perderás peso. El cardio sí ayuda a quemar grasa, pero el cardio y la pesas no se excluyen mutuamente.

giphy-5

2. Que el cardio lento te hará lento
El llamado “cardio lento” se refiere al ejercicio aeróbico tradicional: salir a correr o andar en bicicleta. Si se hace correctamente, solo trabajarás tus fibras musculares de contracción lenta (tipo 1) y mejorar su capacidad aeróbica, mientras fortaleces tu corazón y aceleras tu recuperación. Solo asegúrate que tu cardio lento sea realmente lento. El legendario coach Charlie Francis dijo alguna vez: para hacerte más rápido, hay que evitar las intensidades entre el 65 y el 95%, sólo hay que estar por debajo o encima de eso.

giphy-1

3. Que debes mantener el pecho alto, los hombros atrás y la espalda arqueada al levantar peso
Lo que mayoría de la gente piensa que es una buena postura, no lo es. Mantener el pecho alto, los hombros atrás y la espalda arqueada puede hacerte ver más muscular, pero es una posición que con el tiempo atrofiará tu espina dorsal, limitara la movilidad de tus hombros y sobretrabajará tu espalda. También puede arruinar tu respiración al contraer tu caja torácica contra tu diafragma; después te obliga a inhalar con tus hombros, pecho y cuello. El resultado es una parte superior de tu cuerpo más tensa, músculos tensos, respiraciones cortas y mucho estrés.

En lugar de eso mantener tu caja torácica baja (como después de un fuerte suspiro) mientras levantas pesas. Puede lucir raro al principio, pero harás énfasis en los músculos correctamente con el tiempo.

giphy-2

4. Que más repeticiones son para resistencia y pocas repeticiones para fuerza
Hasta para certificarte en fitness, asegura Anthony Y. Jeung, a los entrenadores les enseñan que más de 12 repeticiones mejoran la resistencia muscular, mientras que 5 o menos se enfocan en la fuerza. Y es correcto, pero hay una acotación importante: menos repeticiones sirven para amabas, fuerza y resistencia; con mayor fuerza absoluta (siempre intentando hacer una repetición extra) las actividades de menor intensidad se vuelven más fáciles en comparación, lo que deriva en resistencia muscular, mientras que también favorece el tono y tamaño muscular. Enfócate en ocho repeticiones o menos para empezar, primero ponte fuerte y luego preocúpate por llegar a las 15 repeticiones. Mientras tanto, si quieres hacer resistencia, hazlo con acondicionamiento físico.

giphy

5. Que los carbohidratos son malos y te hacen gordo
Necesitas los carbohidratos, punto. Tu cuerpo convierte todos los carbohidratos en glucosa para abastecer a tus músculos, órganos y cerebro (la tiroides, testosterona y el balance de estrés también están relacionados con este tipo de nutrientes). La clave está en el tipo de carbohidratos que consumes. Puedes obtener carbs de los vegetales y frutas, pero cuando eres una persona activa es más fácil acudir a fuentes tradicionales como granos enteros, papas y arroz. Recortar los carbohidratos puede ayudarte a perder en el corto plazo, pero es principalmente peso de agua. Si estás dispuesto a hacerlo, vas, pero siempre es más saludable alimentarte bien.