Ah-Un y crea nuevo menú japonés de primavera

Una potente propuesta japonesa en el Centro de la Ciudad de México, Ah-Un, está conquistando a los comensales de la capital y ahora presentó sus delicadas de temporada.

Ah-Un, un japonés en la Gran Tenochtitlán.

Por Esteffanía Albarrán (@Colorido_bicho)

Recorrer el Centro Histórico de la CDMX siempre es un deleite, pero ahora degustar la nueva propuesta culinaria de temporada de AH-UN, es un placer cien por ciento culposo y gozoso.

#LaNuevaMotolinia es una iniciativa enfocada en la promoción de la calle de Motolinía, una de las más antiguas del Centro Histórico de la Ciudad de México, como un destino cultural con grandes aportaciones en la cultura gastronómica.

Y es que la calle de Motolinía no demerita en su vasta carga de historia, ya que no siempre se llamó así. Ésta calle era dividida como el callejón de “Santa Clara” (Entre Madero y Tacuba) la otra corresponde al del “Espíritu Santo” (entre Madero y 16 de Septiembre).

Toribio de Benavente fue un misionero franciscano (1482-1569) que fungió como historiador de la Nueva España y Motolinía es el apellido que él adoptó al preguntar, por qué los nativos le gritaban “Motolinía” a su andar, es así como supo el significado de tal vocablo que hacía referencia al desgarrado hábito que portaba el clérigo; Mo (es/se) y tolinía (pobre/afligir) que en náhuatl quiere decir: “el que es pobre o se aflige”. Sus opúsculos publicados acerca de las costumbres y tradiciones locales posteriores a la Conquista de México han sido tomados históricamente como documentos válidos de etnografía y por ello es que en su honor fue nombrada la calle.

Ah-Un está en la calle Motolinía #31 entre la calle de Madero y 16 de Septiembre del Centro de la CDMX y es un restaurante de comida japonesa con un porte ecléctico en la decoración, debido a que respeta de cierta forma el estilo arquitectónico tan característico del centro histórico, pero que sorprende y contrasta con su imponente barra nipona en la que puedes ver al Itamae preparar tus platillos.

Para muestra de ello en The Guilty Code nos dimos a la tarea de degustar su nuevo menú de primavera en dónde, el chef Pablo Flores saca partido de los recursos gastronómicos de la temporada y los conjuga con un interesante maridaje a cargo de coquetos tragos elaborados con un excelente single malt, JURA whisky (10 años, 16 años, Jura Superstition y Jura Prophecy).

  • Edameme Tempura, que consiste en frijol de soya frito en tempura.
  • Kani Miso: Sopa caliente de jaiba con pulpo y calamar.
  • Kushiages de camarón y queso.
  • Kaosoi: sopa de curry amarillo con pollo y leche de coco.
  • Un platillo combinado con una exquisita variedad de sabores y texturas contrastantes.
  • Rollo kiury (consiste en arroz shari envuelto con hojas de pepino), Maguro rare katsu (atún en término medio, frito con nabo rallado y yuzu), rollo King crab (carne de cangrejo con verduras), rollo sakekawa (piel de salmón frita y verduras).
  • Laksa: Sopa picante de verduras mixtas con camarón y fideos de arroz.
    Hiyashi Chuka: pasta de ramen fría con verduras.