Balcón del Zócalo estrena menú de temporada, experiencia premium en el Centro Histórico

En el lugar más emblemático de todo el país, se dan cita sabores que dialogan con la tradición y la cocina de autor a cargo del Chef Pepe Salinas, una experiencia exquisita en Balcón del Zócalo.

Conocimos el nuevo Menú Verano de Balcón del Zócalo que comprende coctelería y platillos en magníficos maridajes con vinos mexicanos.

Por Arturo González Canseco

Ya son varios años los que han visto el resurgimiento del primer cuadro de la Ciudad de México. Los espacios icónicos como la Alameda, Bellas Artes y el Zócalo han recobrado ese carácter que dota de orgullo a todos los capitalinos y mexicanos en general. Una visita al Centro Histórico siempre depara sorpresas y es una forma de encontrarse con el pasado pero también con toda la vitalidad del presente.

Una pregunta obligada llega de manera frecuente a nuestros oídos, ya sea por parte de extranjeros o amigos de otros Estados, ¿cuál es el mejor lugar para comer en Ciudad de México?

Si bien podemos seguir los pasos de Anthony Bourdain quien gustaba de encontrar las raíces en los lugares más tradicionales como fondas y puestos callejeros, resulta también mandatorio el acercarse a una propuesta de altos vuelos para comprender la escena gastronómica de una ciudad. Más aún si estamos hablando de una urbe tan cosmopolita como la ciudad de México.

Balcón del Zócalo es un espacio que se ha venido renovando y a la fecha es uno de los consentidos gracias al toque de tradición y lujo que ofrece. Ninguna vista como la suya para palpar el prestigio histórico y majestuosidad de México. Sus espacios ofrecen distintas atmósferas para brindar a los visitantes ya sea el ambiente informal de la barra o la terraza para un fresco desayuno buffet.

Destacamos el espacio exclusivo de la Mesa del Chef en donde se pueden personalizar experiencias gastronómicas únicas o el Menú de Degustación de cinco o nueve tiempos.

La carta que se renueva cada temporada cuenta para esta época veraniega con platillos maridados con etiquetas de vino mexicano seleccionadas a la perfección. Los imperdibles son: Como entrada, el volcán Wagyu con chicharrón de queso y cebolla asada; del mar, el risotto de langosta con arúgula y queso raclette; y como postre unas paletas de chocolate blanco que explotan al interior de la boca. En cuanto a mixología apostamos todo a que vas a amar el Bi-It (Don Julio blanco, jerez Tío Pepe, fresa, frambuesa, miel y limón) y el Embrujo (licor St. Germain, mango, salsa verde, jarabe natural, limón y espuma de horchata.

En Balcón del Zócalo todo se conjunta para que el acto de comer involucre todos los sentidos. La vista, el ambiente y los sabores van más allá y alimentan estómago, mente y alma. Después de una visita a este lugar no tendrás ninguna duda para responder cada vez que te pregunten por el mejor lugar para comer en la ahora llamada CdMx.