Cada vez se espía más y mejor a la pareja gracias a internet

Millones de parejas alrededor del mundo sufren de miedo por ser engañados. Por eso, andan en búsqueda constante de actividad en internet que delate a su pareja. Muchos piensan que de esta manera les han sido infieles, mientras que otros simplemente quieren confirmar sus sospechas.

Espiar a tu pareja nunca había sido tan fácil gracias a la tecnología de ahora. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por Kaspersky Labs, la cifra de quienes buscan infidelidades on-line es alta. De cada tres personas en una relación estable, una de ellas vigila la actividad de su pareja. Pero en las relaciones que no son estables, o no se ha mencionado algún tipo de compromiso, la cifra sube casi al doble. Otra empresa, llamada Toluna, dio a conocer que el 30% de las personas que se encuentran en una pareja, buscan privacidad. Esto sucede tanto en la web como en su vida personal. Sin embargo, la manera en la que se manejan los dispositivos móviles éstos días, da pie a poder espiar fácilmente. 

El 70% de las parejas prefieren su relación sobre su privacidad. Por ello, comparten de manera libre códigos importantes, como su PIN. Lo mismo pasa con la contraseña de los teléfonos celulares; una cuarta parte de los encuestados tienen la huella digital de su pareja reconocidos en su dispositivo. La manera en la que ahora se comparten las relaciones ha cambiado, esto gracias a la tecnología y smartphones, especialmente. Aunque hay señales sutiles para saber si te están engañando sin revisar su teléfono, muchas personas siguen buscando información en la web.

Kaspersky también dio a conocer que las parejas más infelices, son aquellas que piensan que su relación podría estar en peligro. El 31% de ellos son precisamente quienes andan en busca de actividad on-line que delate a su pareja. Por eso, muchas veces buscan tener algo de privacidad en cuanto a sus actividades dentro de la web. Lo que más esconden son mensajes a otras personas, la manera en la que utilizan su dinero, páginas web visitadas o archivos personales.