Cardio vs. pesas: ¿Qué es mejor para bajar de peso?

Hacer cardio siempre es una excelente opción; de acuerdo a la ciencia, este tipo de ejercicio ayuda más a bajar de peso minuto a minuto. Pero no por eso debemos dejar a un lado el levantamiento de pesas. Hacer músculo también es una parte importante, así que aquí explicamos las ventajas de cada.

Lo mejor es una combinación de ambas disciplinas para mejores resultados.

Por Paco Deveaux (@devolas)

Durante décadas, se pensó que lo mejor y más rápido para perder peso era el ejercicio aeróbico. De ahí las miles de clases de aerobics (¿las recuerdan?). Después nació la creencia que el levantamiento de pesas era lo óptimo. Se vendía como una manera de cambiar tu metabolismo y perder peso mientras duermes. Incluso se creó el hashtag #TeamNoCardio. Ahora puedes ir al gimnasio y escoger entre varios tipos de entrenamiento, ya sea cardio o pesas. Hay de todo un poco: caminadoras, elípticas, escaladoras, aparatos sofisticados para jalar y hasta las clases. Zumba, baile, pole dance, core strenght, kick boxing, yoga, etc. Las posibilidades son infinitas. ¿Pero qué es lo mejor para perder peso realmente?

TE PUEDE INTERESAR: ¿Es malo tener sexo antes de ir al gimnasio?

Investigadores de la prestigiosa Duke University llevaron a cabo un estudio para poder determinar de manera exacta la mejor forma de perder peso. Hasta el momento, ha sido el más grande en hacerse sobre el tema. Después de 8 meses de seguir de cerca a 119 personas con sobre peso y sedentarismo, obtuvieron la respuesta. Los voluntarios del programa se sometieron a rutinas de cardio, resistencia y unos tuvieron que hacer ambas disciplinas. Quienes pertenecieron al equipo de ejercicio aeróbico perdieron 2 kilos, mientras que quienes se dedicaron a las pesas subieron 1 kilo. Este peso adicional se debe al aumento de masa muscular, pero no vieron que perdieran grasa. El equipo de cardio se deshizo de casi dos kilos de pura grasa, a pesar de trabajar menos que #TeamNoCardio.

Quienes mejoraron su cuerpo de manera sobresaliente, fueron aquellos que le entraron a ambas formas de ejercicio. Perdieron una buena cantidad de grasa mientras que obtuvieron músculo. Solo que también pasaron el doble de tiempo en el gimnasio que el resto de los voluntarios del estudio. Finalmente, la conclusión es que para quemar grasa y bajar de peso, hay que hacer cardio. Pero para mantener el cuerpo esbelto, fuerte y tonificado, se debe combinar con algo de resistencia.