Deja atrás el estrés y vive un espacio auténtico.

Alejado de las grandes urbes y centros turísticos se encuentra una pequeña isla donde se unen las aguas del Caribe y el Golfo de México. Este destino eco-chic se distingue por sus hermosas aguas cristalinas azul turquesas, alejadas de la llegada del sargazo y santuario, entre los meses de mayo a agosto, del imponente tiburón ballena un inofensivo gigante de los mares con el que podrás nadar.

Es en esta isla de arenas blancas y frondosos manglares se encuentra Las Nubes de Holbox, un hotel eco-boutique con 27 selectas habitaciones, tres albercas , spa y un relajado club de playa, los cuales están bordeados por hermosas vistas de las dunas marinas y por la reserva de Yum Balam, lo que ofrece una ubicación ideal si lo que te gusta es disfrutar de la privacidad y el contacto con la naturaleza.

A lo largo de la costa, las aguas tranquilas se sienten como una cálida bañera en tonos de joyas esmeralda, solo atravesadas por una duna de arena que inicia desde el hotel, en la que pareciera que pudieras caminar sobre el mar hasta llegar a punta mosquitos. 

Las Nubes es el más remoto de los hoteles de la isla, lo que ofrece un aislamiento excepcional y te da la proximidad de disfrutar gracias a sus kayaks, bicicletas y paddel boards, de este santuario natural donde flamencos y mas de 600 especies de aves conviven. 

Si esto no fuera suficiente, desde junio este paraíso ideado para tu relajación te permite experimentar de noches estrelladas mientras sus aguas son iluminadas por la bioluminiscencia, la cual se advierte cuando uno perturba las aguas calmadas de la costa y estas destellan con delicadas luces azules.

Es así que este pequeño paraíso eco boutique te ofrece vivir la verdadera esencia de Holbox.