Donde sentarte para evitar enfermarte durante un vuelo

Recientemente, se ha incrementado de manera notoria el tráfico aéreo. Miles y miles de personas toman un avión al día, ya sea por cuestiones de trabajo o vacaciones. Con apenas unos minutos entre un vuelo y otro, el tiempo para limpiarlo adecuadamente es muy poco.

Por Paco Deveaux (@devolas)

Con la enrome cantidad de personas que se suben y bajan de un avión al día, las posibilidades de contagiarte de alguna enfermedad no son pocas. Charles Gerba, un biólogo en la universidad de Arizona, si quieres evitar esto, nunca te sientes en el asiento del pasillo. Normalmente sirven como apoyo para las personas sentadas al lado quienes se levantan al baño, además de quienes pasan por ahí.

Las charolas, revistas a bordo y reposa brazos son también hot-spots de infecciones. Los baños son otro punto conflictivo; uno solo le da servicio a 50 o 75 personas. Con tanto uso y poco mantenimiento, el E. Coli abunda en ellos. En un estudio, llamado  Proceedings of the National Academy of Sciences llevado a cabo por Vicki Hertzberg, de la universidad Emory y Howard Weiss de Georgia Tech, se analizó el comportamiento de las personas a bordo. De esta manera, pudieron determinar la manera en la que el contagio se da.

Una persona puede contagiar a quienes están sentados dentro del rango de dos hileras a él. Pero algo importante, es el movimiento a bordo de los viajeros. Durante el estudio, Hertzberg y Weiss observaron la frecuencia con la que los pasajeros se levantaba. El 38% solamente lo hizo una vez. Quienes estaban sentados en el pasillo se desplazaban más, seguidos por los del asiento medio y finalmente, quienes estaban junto a la ventana. Estar en contacto con las personas a bordo es un riesgo de infección, y los sobrecargo están en riesgo de contagiar a 4.6 pasajeros por vuelo. Así que la siguiente vez que tomes un avión, escoge el asiento con ventanilla y evita usar el baño.