El nuevo iPhone podría ser curvo y controlado por gestos

Antes tantos problemas y críticas por los modelos recientes de los iPhone, Apple está tratando de combatir el problema. Han tenido varias bajas dentro del mercado, y siendo alguna vez la compañía líder en smartphones, están buscando la manera de regresar de manera triunfante.

Apple no se hace esperar, y vienen con todo para los próximos modelos de sus teléfonos. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

No sería la primera vez que un smartphone sea curvo. De hecho, la misma compañía sacó el iPhone X con los bordes redondeados, pero de acuerdo a Bloomberg, esta vez buscan que sea diferente. Aunque hay modelos de marcas competitivas con estas características, Apple está trabajando en uno que sea curvo de manera gradual. Esto se vería en su forma, ya que quieren que la pantalla vaya siendo moldeada de manera gradual, es decir, desde el borde y de arriba para abajo. Además de implementar esta característica, también se especula que venga con control de gestos, algo así como el Kinect.

Hasta ahora, Apple ha diseñado puras pantallas planas; el único que tiene pantalla OLED es el iPhone X, y aunque se curva ligeramente en la parte de abajo, es casi imperceptible para el ojo humano. Aunque se encuentra en etapa de desarrollo e investigación, de hacerlo, saldría al mercado en unos dos o tres años. Pero eso no es todo, también quieren crear la tecnología MicroLED. Esta tardaría un poco más, alrededor de cuatro a cinco años.

Para mejorar aún mas sus ventas, algunos teléfonos podrían funcionar sin ser tocados directamente. Con simplemente pasar el dedo o la mano de cerca, respondería al comando. Aunque tampoco es seguro que lo hagan, de sacarlo sería también en un par de años. Al parecer Apple quiere seguir en el puesto líder en cuanto a innovación, por lo que se dedican a implementar, crear y desarrollar nuevas tecnologías de manera constante.