El triunfo del primer Festival Gourmet Sabores de Oaxaca en Acapulco

Una apuesta arriesgada terminó en un rotundo éxito con la primera edición del tradicional Festival Sabores de Oaxaca con sede en Acapulco y fuimos testigos.

El glorioso escenario Princess Mundo Imperial de Acapulco y el sabor Gourmet de Sabores de Oaxaca.

Por Esteffanía Albarrán (@Colorido_bicho)

Acapulco es considerado como uno de los mejores destinos de playa a nivel mundial, ya que ofrece a sus visitantes un cálido clima tropical durante todo el año.

Es aquí dentro de Princess Mundo Imperial donde se llevó a cabo del 20 al 30 de diciembre del 2018 el primer festival gourmet SABORES DE OAXACA en el que huéspedes y locales se deleitaron con los sabores, aromas y estilos de tres chefs de talla Internacional: Alejandro Amado Ruiz Olmedo de “Casa Oaxaca”, José Manuel Baños de “Pitiona” y Rodolfo Castellanos Reyes de “Origen”.

En un colorido ambiente exquisitamente decorado por la diseñadora Greta Diericx y con los creativos murales del oaxaqueño Froy Padilla Aragón quien firma su trabajo bajo el nombre de “Efe de Froy” los comensales entraban a los salones pirámide en grupos de 15 personas; el orden de entrada a cada salón es aleatorio y consiste en:

Sala de mezcal: con cálidas sonrisas te reciben los maestros mezcaleros Humberto García Zamudio y Beatriz Vanessa Valencia Ocampo, en compañía de la sommelier Laura Nogueda (cabe mencionar que ella fue una de las 37 jueces de 8 países en el pasado 2do Mexico Selection by Concours Mundial de Bruxelles en el que expertos y reconocidos sommeliers cataron 420 bebidas espirituosas y vinos para premiar a los mejores del año) instruyen a los asistentes sobre el origen del mezcal, el agave cupreata que se usa para dichos menesteres y dirigen una cata con tres mezcales de “El Mochitleco” (joven, espadín y añejo de dos años tan exquisita triada elaborada con agave cupreata silvestre), además de compartir una interesante historia en la que cada productor lanza las primeras pruebas al fuego como ofrenda al “amigo” de allá abajo; ya que en la creencia él no arruinara tú mezcal y erradicara la cruda de manera monumental.

Sala del chef José Manuel Baños: el guía culinario de “Pitiona” con sabiduría gastronómica inculcada por su abuela nos deleitó con una botana tostada de jaiba, gordita de suadero, arroz milpa que es elaborado a base de chicharrón de pato, un suculento taco de tuétano con tripa y taco de pastor negro.

Sala de Nespresso: con coquetos cocteles elaborados con café nespresso y por supuesto el mezcal artesanal del evento, “El mochitleco”.

Sala del chef Rodolfo Castellanos Reyes: además de inaugurar Origen en el 2011 en el estado de Oaxaca, también comparte los sabores de dicho estado en el restaurante “Poleo” en la colonia Condesa de la CDMX y en la primera edición de Sabores de Oaxaca en Acapulco combinó magistralmente la elegancia de lo esencial y la sutileza de los sabores tradicionales en un taco de jaiba (de concha suave con emulsión de pápalo, frijol y oro verde/aguacate); pescado a las brasas con quinoa ahumada al cilantro y chintextle (el chintextle es una pasta de chile molido, elaborado con chile pasilla o chile mixe1), lechón en manchamanteles con piña asada y plátano macho.

En el pasillo principal se contaba con la presencia de artesanos oaxaqueños que vendían sus productos y frescos cocteles elaborados con los diferentes tipos de mezcal por el mixólogo de Princess Mundo Imperial, Jorge Villa.

Sala del chef Alejandro Amado Ruiz Olmedo: el líder culinario de “Casa Oaxaca” convencido de que la cocina tradicional oaxaqueña no debe perder su originalidad nos brinda una tostada de insectos con chapulines, hormiga chicatana, gusanillos y guacamole; un sensual molito de plátano acompañado por frijoles, queso oreado y crema de rancho; en tercer tiempo un chichilo (Mole oaxaqueño también llamado chichilo negro, considerado uno de los célebres siete moles de Oaxaca, aunque tal vez el menos conocido. Se trata de una salsa oscura, de consistencia ligera, que incluye carne, verduras y a veces chochoyotes2) con costilla corta, justamente el del chef Ruiz Olmedo lleva chayote, ejote papista, chochoyotes (bolitas de masa) y chile de agua.

En The Guilty Code nos complacemos por ser testigos de tan exquisito festival y sólo nos queda desearle mucho éxito a SABORES DE OAXACA, ya que esperaremos con apremiante deseo su siguiente edición, ¡Enhorabuena!