¿Es malo tener sexo antes de ir al gimnasio?

Desde siempre, se ha buscando la manera de rendir mejor en el entrenamiento. Y por alguna razón, se ha dicho que el hecho de tener sexo antes de ejercitarse te robará toda la energía. Por eso, grandes atletas tienen prohibido encuentros sexuales la noche antes o el mismo día. Pero quizás, sea un error.

¿Hemos estado haciendo mal las cosas todo este tiempo?

Por Paco Deveaux (@devolas)

Desde siempre, se le ha prohibido a los atletas profesionales y semi-profesionales tener sexo antes de hacer salir a la cancha, correr un maratón o tener una pelea. Se piensa que el hecho de desgastar la energía en un encuentro amoroso se verá reflejado de manera negativa durante las actividades que requieren de esmero y entrega, además de fortaleza y aguante. Y aunque le podemos encontrar cierta lógica a ello, parece que es total y completamente falso. Así que si eres de los que jugaron o juegan algún deporte y rechazan a su pareja el día o noche anterior, te tenemos buenas noticias. No es necesario que evites la felicidad y sentirte bien. De hecho, parece que no tiene ningún efecto en la persona si tiene sexo antes de ir al gimnasio, por ejemplo.

TE PUEDE INTERESAR: No es verdad que los usuarios de Tinder tienen más sexo y este estudio lo demuestra

La revista Men´s Health reportó que un equipo de investigación del California State University, en San Marcos, estudió a 12 hombres. A todos se les pidió hacer una rutina completa de pierna en el gimnasio. La condición, era que algunos hubieran tenido sexo la noche anterior, mientras que otros no. El doctor Todd Astorino dijo que lo de la noche anterior se diseñó pensando en los atletas profesionales. Muchas veces, ellos tienen que cumplir con especificaciones detalladas o cuadros de tiempo. Por eso se les dio el mismo tratamiento a los sujetos.

El resultado en cuanto al rendimiento fue el mismo entre los 12 hombres. Sin embargo, atletas como LeBron James o Tom Brady normalmente se rigen por tiempos, incluso fracciones de segundo. En este tipo de personas, el rendimiento es notorio, por lo que Astorino recomienda que ellos sí se abstengan de tener sexo 12 horas antes. Pero para el resto de los mortales, que no notarán un minuto de diferencia en su aguante, no hay problema. Pueden tener todo el sexo que quieran y después irse al gimnasio.