George Clooney se sube al tren del mezcal con Casamigos

La avalancha del mezcal mexicano es tan imparable, que ni siquiera el gran George Clooney se pudo resistir y ahora lanzó su propia versión de este espirituoso milenario.

George Clooney y Casamigos lanzan nuevo mezcal premium.

Por Erick E. Tapia (@EseErick)

Luego de vender su compañía de tequila a Diageo por 1,000 millones de dólares, George Clooney está listo para el siguiente paso. Y cuándo eres un millonario del agave, ¿qué mejor opción que ir a la conquista del prolijo mundo del mezcal?

Sabedor de esto, el actor, cineasta y empresario de 56 años hizo lo que tenía que hacer y lanzó su propia etiqueta de mezcal, como parte de la expansión del portafolio de Casamigos.

Su nueva creación será exclusivamente para exportación, contribuyen a la ya gigantesca reputación de este espirituoso orgullosamente mexicano. Estará a la venta a partir del 1 de abril en Estados Unidos, Australia, Reino Unido y Canadá por un precio de 60 dólares la botella de 750ml., lo que lo hace también bastante accesible.

El tequila Casamigos ha sido un rotundo éxito. Su éxito lo hizo pasar de vender 38,000 cajas en 2014, a 200,000 en 2017, tan solo en Estados Unidos, sin contar las exportaciones a Canada, Australia, Inglaterra y España.

“Si nos preguntaran hace cuatro años si teníamos entre manos una compañía de mil millones de dólares, no creo que hubiéramos respondido que sí. Esto refleja la fe de Diageo en nuestra compañía y nuestra fe en Diageo. Pero no nos vamos a ninguna parte. Seguiremos formando parte de Casamigos. Empezando con un trago esta noche. O tal vez dos”, indicaba el actor en un comunicado.

La propuesta del mezcal Casamigos busca obtener una bebida totalmente premium con un tono suave y ahumado que resulte en una experiencia única al gusto. De acuerdo con sus creadores, el líquido es “balanceado y elegante”, con notas de tamarindo, granada, plátano y mango.

Originario de la localidad De Santiago Matatlán, en Oaxaca, el mezcal Casamigos está hecho 100% con agave espadín y contiene un volumen alcohólico del 40%. Es un producto sin añejamiento en el que las piñas se hornean por 4 a 6 días en hornos con piedras volcánicas y madera de roble.