Historias de Limón: Yo ya sabía

Desde la fallida Ley 3 de 3 hasta la también mal lograda publicación póstuma de Aquiles, novela de Carlos Fuentes, esta es la selección de viñetas que deja la semana para nuestro culpable columnista.

Por Eduardo Limón (@elimonpartido)

Que la 3 de 3 no iba a pasar. Inocentes palomitas que creíamos que aquellos iban a aprobar una ley que, de un plumazo, iba a acotar su natural vocación para crearse en friega un patrimonio respetable (aunque los métodos que emplean para crearlo no sean en modo alguno nada que nos produzca respeto). Bien dice José Mujica, mi expresidente favorito en todo el planeta, que se debería prohibir entrar a política a aquellos que pretenden emplearla para hacer dinero. Bien dice, sí.

Pero nadie hace caso a un viejo sabio como Mujica.

eduardo-limon-jose-mujica

Que el uso de la mariguana recreativa sencillamente no iba a aprobarse. Hace unos días en una reunión escuché el mejor y más sesudo planteamiento al respecto: “¿tú crees que quienes están metidos dentro de ese negocio multimillonario lo van a soltar así como así?”. La legalidad acota el precio. La ilegalidad genera muchísimas ganancias. Muchísimas.

Que algunas personas con razón iban a recordar que antes del horror de Orlando (que naturalmente aquí y en todas partes generó una ola de indignación) se había dado, casi con idénticos móviles de aborrecimiento e ignorancia, un crimen similar en Veracruz. El “casi” aspira a precisar que allá la masacre obedeció a un oscuro ímpetu de odio. Aquí la cosa tuvo que ver con drogas. Y también con odio.

eduardo-limon-orlando

Que lo del pleito (dotado de muy sutil espíritu vengativo) entre priístas y empresarios iba a dar para reflexiones complejas: ¿no a la larga el obligar a los jefes de medio México a efectuar la 3 de 3 puede resultar contraproducente para aquellos que no desean ser balconeados ni con el pétalo de una licitación?, ¿nadie piensa que revirárselas de tal forma a los representantes de las industrias puede resultar simplemente inviable?

Por otro lado, ¿cómo estará la cosa para que, con el impulso que le dieron a la iniciativa, los empresarios manifiesten inequívocamente estar profunda y verdaderamente hartos?

eduardo limon 3 de 3

Que la novela póstuma de Carlos Fuentes (Aquiles o el guerrillero y el asesino) no me iba a gustar. Con todo y sus muy respetables 20 años de elaboración previa ¿quién manda a Alfaguara publicar un libro que a todas luces no estaba terminado?

Que este país es chistosísimo para dejar entrever que las negociaciones exitosas, por alguna extraña razón, no son –o no deben llegar a ser– noticia. Ante la feroz chatarrización de los espantosos peseros que padecimos durante décadas y décadas ¿han notado alguna protesta por parte de los ex choferes de esos horrorosos camioncitos?, ¿alguna marcha?, ¿es que de repente los ex conductores se volvieron gente decente y decidieron asumir seriamente su responsabilidad mirando sin chistar como las máquinas del deshuesadero vuelven pinole sus hasta hace muy poco fuentes de contaminadísimo empleo?

eduardo-limon-carlos-fuentes

Que también iba a llover durísimo esta semana.

Que la marcha de los días se vuelve rauda conforme pasan los años: en quince días va a parecer mentira que hace sólo veinticuatro semanas estábamos iniciando el año.

Que, como dice mi maestro Savater –quien no me conoce pero ante quien siempre me he asumido como alumno– la vida es una cosa muy rara, de la que nada sabemos salvo una sola cosa, que es precisamente la que la jode.

eduardo-limon-Savater

Que transitamos un universo teñido de preguntas muy pesadas y dotado de certezas muy ligeras.


Eduardo Limón. Es periodista cultural. Colaborador en W Radio, puentes.me y Canal 22.