¿Home office? Este ambicioso estudio enlistó los pros y contras de trabajar desde casa

Se sabe que trabajar desde casa ayuda a impulsar la productividad; sin embargo, puede no ser para todos. Personas a quienes se les dificulta la rutina y son desorganizados quizás tengan un problema. Pero para otros, este sistema es lo mejor. Todo tiene sus ventajas y desventajas, así que te decimos los pros y contras del home office.

Un profesor de la Universidad de Stanford comparte el lado bueno y malo del trabajo desde casa, 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Desde hace mucho, se sabe que el hecho de trabajar desde casa impulsa la creatividad de las personas. Recientemente, esto se confirmó cuando un profesor de la prestigiosa Universidad de Stanford llevó a cabo un estudio con 500 empleados, todos de la misma empresa. Y al comprobar que, efectivamente el home office es beneficioso, también salió a la luz su lado más oscuro. Nicholas Bloom, economista de la universidad, se unió con James Liang, co-fundador de Ctrip, una agencia de viajes, para poner a prueba el teletrabajo y sus beneficios.

TE PUEDE INTERESAR: ¿No tienes el trabajo de tus sueños? Te decimos por qué

Las oficinas centrales de Ctrip se encuentran en Shanghai, pero el costo de mantener un espacio para tantos empleados se elevaba demasiado. Por eso, Bloom y Liang escogieron a 500 trabajadores para hacer home office. Como requisito, debían tener internet de banda ancha, seis meses en la empresa y una habitación privada para poderse concentrar. El costo de vida en Shanghai es alto, por lo que muchas personas hacen largos recorridos para llegar a la ciudad. Esto los desgasta tanto física como emocionalmente, afectando su rendimiento.

Tras dos años de trabajo bajo esta modalidad, los resultados fueron asombrosos; aquellos que trabajaban desde casa se conectaban puntualmente, nunca faltaban y su desempeño era excelente. Las distracciones eran menos y nunca salían más temprano de lo que su horario establecía. El rendimiento aumentó hasta en un 50% y se enfermaban menos. Otro punto, es que la empresa se ahorró $2,000 usd por empleado, ya que no estaban físicamente presentes, reduciendo el espacio de alquiler. En cuanto al lado malo, es que las personas comenzaban a sentirse muy solos. Esto afectó su satisfacción personal. Por eso, Bloom recomienda ampliamente el trabajo desde casa, pero con uno o dos días a la semana de interacción en la oficina.