Inspiración para que elijas el mejor bigote para ti

El bigote había sido un símbolo de poder y masculinidad, al igual que la barba. Durante siglos, los hombres se han dejado crecer el vello facial para denotar fuerza, pero hoy en día, es mas por una cuestión de estética. A lo largo de la historia, han aparecido varios bigotes que hasta la fecha, son recordados por su estilo inigualable.

Famosos han sabido destacarse gracias a su singular estilo de vello facial. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Muchos personajes han portado un bigote, mismo que los distingue hasta la fecha. Aunque en años recientes se ha dejado de usar, dando preferencia a la barba, está haciendo un regreso. El actor Henry Cavill, por ejemplo, siempre se ha visto perfectamente rasurado y sin rastro de vello. Hasta ahora. Junto con él, hay varios mas que recordamos por su cara luciendo un bigote perfecto.

Tom Selleck fue un sex symbol en los años 80´s y sin su bigote, se ve completamente diferente. El actor lo ha usado desde siempre, marcándolo como parte de su personalidad y aspecto. 

 

Charlie Chaplin pocas veces se dejaba ver sin su conocido bigote. Para él, era importante tenerlo, ya que le agregaba unos cuantos años pero sin esconder su expresión natural. De hecho, recurría a él para algunas escenas. 

Freddie Mercury, el cantante de Queen, siempre será recordado físicamente por su vello facial. Casi nunca se lo rasuró, llegando a ser un complemento para su rostro que jamás olvidaremos. 

Salvador Dalí plasmó su imaginación, talento y arte en todos lados. Esto incluye su tan afamado bigote, un toque algo excéntrico para el artista surrealista, pero que encajaba a la perfección. 

Sacha Baron Cohen se dejó el bigote que luego lo relacionaría con Borat, un periodista ficticio para una película. Su look chistoso era visto con admiración por todos los que lo rodeaban en su pueblo natal.