Justin Timberlake y Kate Winslet, nuevos chicos Woody Allen; Hollywood incómodo

La lista de prodigios que han sido dirigidos por el director de culto Woody Allen acaba de sumar dos nuevas estrellas. Kate Winslet y Justin Timberlake estarán en la nueva producción del cineasta.

Por @TheGuiltyCode

Woody Allen acelera el ritmo. Todavía ni siquiera ha comenzado la distribución de Café Society, filme inaugural de la última edición de Cannes en mayo pasado, y el director neoyorquino ya está dando que hablar con su próximo proyecto luego de confirmar los fichajes de Kate Winslet y Justin Timberlake, que se suman a Juno Temple y James Belushi, como el elenco del siguiente filme.

No se sabe mucho más al respecto de la película, sólo que la ciudad sede será Nueva York, que los productores del proyecto serán los longevos colaboradores de Allen Letty Aronson, Erika Aronson y Edward Walson; y que será distribuida por Amazon.

Pero algo en particular ronda a estos nombramientos. Al parecer causa cierto escozor que el director de 80 años siga fichando absolutas estrellas para aparecer en sus películas, aún que fue acusado de presunto abuso sexual de su hija cuando tenía 7 años, o el hecho de que se casó con su hija adoptiva Soon-Yi Previn, 35 años menor que él, cuando aún estaba casado con su exmujer y madre adoptiva de Soon-Yi, Mia Farrow.

Woody-Allen-Soon-Yi

Por lo menos así lo cuestionan medios de gran convocatoria como Vanity Fair, Nylon o The Hollywood Reporter.

Y es que, según también coinciden estos medios, la calidad de leyenda viva que ha adquirido Woody Allen con su trabajo en el celuloide hace casi imposible que los actores de mayor abolengo se nieguen a dar el sí al director. Un verdadero privilegio en términos del arte del cine. Tan sólo en los último cinco años Allen ha conseguido tener en sus filmes a nombre como Cate Blanchett, Owen Wilson, Rachel McAdams, Penélope Cruz, Kathy Bates, Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Blake Lively, Alec Baldwin, Scarlett Johansson, Javier Bardem, Judy Davis, Peter Sarsgaard, Emma Stone, Colin Firth, Joaquin Phoenix y Steve Carell.

“Es muy peligroso querer ser factor en cosas de las que no sabes nada. Yo sólo puedo usar mi experiencia. Y en mi experiencia con Woody es que es un empoderador de las mujeres”, dijo Blake Lively en Cannes en mayo pasado cuando fue cuestionada sobre el asunto.

Pero al parecer, justo como parece con directores exiliados como Roman Polanski, Hollywood no olvida y Allen siempre tendrá la etiqueta: “Francamente es decepcionante ver tantas figuras notables dándole continuidad a la carrera de un hombre como este”, cierra su artículo Julie Miller en Nylon.com; mientras que Vanity Fair abre su reporte con la pregunta: “¿Está bien trabajar para Woody Allen?”. Nos encantaría tener su opinión culpable, no dejen de comentar abajo o en nuestro Fanpage de Facebook.