La importancia de apellidarse Broad

Visitar Los Ángeles, California, es hoy más que una visita hollywoodense, o un enlace para llegar a Disneyland. La escena cultural de Los Ángeles, si bien es conocida por muchos en sus diferentes museos, colecciones y manifestaciones, ha tomado en el último semestre una fuerza impresionante con la llegada de un museo MA-RA-VI-LLO-SO: The Broad.

Por Rodrigo Fernández (@Roferbar)

No tengo palabras para describirlo, y es que solo la idea de visitarlo suena emocionante. El exterior para los amantes de la arquitectura es ya un gozo. Sobre todo, si ponemos como referencia a su vecino inmediato, el Walt Disney Concert Hall diseño de Frank Gehry que como cualquiera de los proyectos de Gehry, es predecible.

La calle en la que se encuentra The Broad es ya una zona de museos importante, y cuenta con una escena cultural que va en aumento.

rodrigo-fernandez-The-Broad-2

Broad, es más que un apellido. Apellidarse Broad, para Eli y Edythe (creadores de este proyecto) es más que un lujo, un compromiso. Filántropos eternos han dado a manos llenas a diferentes temas educativos, científicos y de investigación médica. El arte es una de sus grandes pasiones y han apoyado todo tipo de iniciativas incluso cívicas en su ciudad Los Ángeles.

Eli, el marido de Edythe, ha creado dos empresas reconocidas por la revista Fortune desde cero. Es el creador de SunAmerica Inc y KB Home en el ramo inmobiliario y de construcción.

Los Broad, como los llaman muchos están cien por ciento dedicados hoy a la filantropía y son fundadores de The Broad Foundation y The Broad Art Foundation con activos por más de 3 billones de dólares.

rodrigo-fernandez-The-Broad-3

Me faltarían páginas para decirles todo lo que esta familia de generosos empresarios ha hecho, desde donativos millonarios a la ópera de Los Ángeles hasta 30 millones de dólares al museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles y más de 60 millones a otras instituciones.

Fue en 2010 que los Broad anunciaron la creación del museo The Broad. En cinco décadas esta familia ha atesorado una colección de más de 2 mil obras de 200 artistas, considerándose los coleccionistas más importantes de arte contemporáneo en el mundo. Desde 1984, los Broad con su fundación The Broad Art Foundation han hecho préstamos a museos de sus colecciones, incluso personales, en más de 8 mil ocasiones a más de 500 museos y galerías de universidades en todo el mundo.

rodrigo-fernandez-The-Broad-4

El nuevo edificio que les cuento, es diseño de Diller Scofidio + Renfro, responsables del diseño del Highline de Nueva York, en colaboración con Gensler, quienes actualmente están trabajando en México en el primer proyecto de We Work.

Desde que el museo abrió sus puertas en septiembre del 2015, millones de personas intentan visitarlo. Hay filas interminables para ver la colección del museo que es impresionante. El acceso al museo es gratuito, pues los Broad quieren acercar el arte a la gente.

La colección incluye obras de Jasper Johns, Robert Rauschenberg, Andy Warhol, Cy Twombly, Roy Lichtenstein, Ed Ruscha, Jean-Michel Basquiat, Keith Haring, Cindy Sherman, Jeff Koons, Yayoi Kusama, Barbara Kruger, etc.

rodrigo-fernandez-The-Broad-5

El edificio tiene una piel característica, como un panal de abeja en concreto, cuyo costo asciende a más de 140 millones de dólares. El edificio responde a las necesidades de sus dueños, un gran espacio de exhibición y además funciona como una de las bodegas más impresionantes que se hayan visto para la obra que no está exhibida al momento.

La bóveda de arte juega un rol muy importante en el edificio pues además se puede ver en distintos espacios del museo, a través de vidrios que te dejan ver cómo funciona.

Actualmente hay una exposición temporal de Cindy Sherman, una de las fotógrafas más importantes de la posguerra en Nueva York.

rodrigo-fernandez-The-Broad-6

Cindy vive en un mundo diferente, directora de cine, fotógrafa, artista, personaje de sus propias obras. La mayoría de sus fotos son imágenes de ella, pero no son autorretratos. Se usa a sí misma para personificar a otros. Su obra es fuerte en valorizar el papel de la mujer en la sociedad y en criticar y cuestionar las miserias humanas.

Su fotografía es emocionante en todos sentidos. Es dura, es erótica, es divertida, es actual y no hay forma de describir sus expresiones faciales y los personajes que logra de sí misma. Es necesario visitar The Broad aunque es recomendable reservar con mucho tiempo de anticipación.

Creo que nunca había tenido esta sensación de estar rodeado de piezas y autores tan importantes todos en un mismo sitio. Pareciera como si la Impossible Collection del famoso libro de Assouline hubiera cobrado vida, pero en el mundo del arte contemporáneo.