La poligamia es parte natural del ser humano: lo dicen historiadores y psicólogos

Antes de ver todo como propiedad personal y evolucionar, los seres humanos eran polígamos por naturaleza. Pero a partir de la noción que construyó la sociedad sobre las relaciones inter personales, nació la monogamia, ya que el cuerpo se tuvo que adaptar psicológica y biológicamente a esta nueva forma de pensar.

Ya ha sido comprobado por historiadores y psicólogos. El humano es polígamo. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

De acuerdo al historiador Christopher Ryan, la noción de tener una sola persona con quien compartir tu vida nació a partir de que apareció la noción de propiedad. Señores feudales, líderes del cristianismo y aristócratas regularon la estructura social. Con eso, también se cambió la poligamia, para volverse monogamia. Antes de esto, según Ryan y de acuerdo a lo que escribió en su libro “Sex at Dawn”, “nuestros ancestros eran promiscuos, hipersexuales y desvergonzados al respecto”.

TE PUEDE INTERESAR Terribles noticias: La cruda dura más de lo que creemos, revela la ciencia

Con la agricultura, llegó el cambio. También en su libro, describe que “La tierra podría a partir de ese momento ser poseída y heredada a siguientes generaciones. La comida, cultivada y reunida, ahora sería cosechada, guardada, defendida y vendida. Los muros, vallas y los sistemas de irrigación no sólo se construyeron, también se reforzaron; las armadas de defensa crecieron y aprendieron a controlar. La propiedad privada forjó, por primera vez en la historia de nuestras especies, que la paternidad fuera una preocupación crucial”. Entonces, la herencia era de la más alta importancia, así como mantener intactas las líneas de sangre entre ricos y personas de la realeza. Pero antes de todo esto, el sexo desmedido era parte habitual del día a día.

Otro historiador, Desmond Morris, piensa que esta evolución se fue dando gracias al cambio social. “Si los hombres más débiles hubieran ido de caza, eso significaría que hubiesen requerido mayores derechos reproductivos. Las mujeres hubieran tenido que compartir más, haciendo la organización sexual más democrática y menos tiránica. Cada hombre también hubiera necesitado una tendencia de apareo fuerte. Además, los hombres, ahora armados con herramientas peligrosas y rivalidades sexuales, serían mucho más peligrosos: de nuevo, una buena razón para que cada hombre esté satisfecho con cada mujer”. Aunque ambas teorías se basan en la evolución de la sociedad, el cuerpo del ser humano se tuvo que adaptar a la monogamia. Y es por eso que hoy. hay tantas personas con una fuerte tendencia a la promiscuidad.