La triste historia de Mark Salling, otro actor de Glee que muere

 Otro actor de serie musical Glee ha muerto. Mark Salling, conocido por interpretar al problemático Puck fue encontrado sin vida. A sus 35 años, es el segundo participante del show en morir, ya que Corey Monteith falleció a causa de una sobredosis en el 2013.

El día martes se descubrió el cuerpo de Salling cerca de su casa en Los Angeles, California. 

Por Paco Deveaux (@devolas)

Mark Salling, quien interpretó a Puck en la serie musical de Glee fue encontrado sin vida cerca de su casa. El área fue acordonada y se está llevando a cabo una investigación completa. La autopsia del cuerpo se realizará en los próximos días, pero de manera extra oficial se habla de suicidio. Según reportes iniciales, Salling se colgó de un árbol a tan solo semanas de aparecer en la corte por cargos de pornografía infantil. El actor fue acusado de descarga ilícita en el 2015, con imágenes de pequeños de hasta tres años de edad.  El martes su familia lo reportó como desparecido y temían que se hiciera daño. En una ocasión anterior, Mark se cortó las muñecas en un intento por lastimarse, pero se asustó y fue llevado al hospital de manera inmediata. Hasta la fecha, se estaba tratando por una fuerte depresión.

El 7 de marzo, Salling debía presentarse ante un juez para ser sentenciado. Enfrentaba entre 4 a 7 años de prisión por los cargos en su contra, y en la primera auditoria, le comentó a los presentes que estaba siendo tratado por su enfermedad mental. La policía encontró más de 50, 000 imágenes de menores de edad en actividades sexuales, gracias a que una ex novia los alertó de dicha actividad. No tenía permitido estar cerca de menores, ni hablarles sin el permiso de sus padres si tenían menos de 18 años. Sería fichado como depredador sexual por el resto de su vida y encontrar trabajo sería casi imposible.

Matthew Morrison, quien participó en la serie junto con Salling y Montieth compartió una foto de los tres. Con emoticons, describió dos ángeles y una persona triste. Jane Lynch, también de Glee, escribió que se trataba de un momento muy triste para todos.

???

A post shared by Matthew Morrison (@_matthew.morrison_) on